La agenda exterior ocupó gran parte de la jornada del presidente Alberto Fernández

La agenda exterior ocupó gran parte de la jornada del presidente Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández encabezó un acto de lanzamiento oficial del Consejo de Juventudes de América Latina y el Caribe. En el mismo, dio un breve discurso en el que elogió la tarea de los jóvenes.

Luciana Gesto

Luciana Gesto

En su carácter de presidente pro témpore de la CELAC, Alberto Fernández participó en la sede de Casa Patria Grande Néstor Kirchner, del acto de lanzamiento del Consejo de Juventudes. El acto estuvo conformado por un show en vivo, un video institucional, tres discursos de jóvenes con una bajada ideológica muy marcada. 

Al parecer, el clima era de festejo porque había mucha gente dentro del edificio, algunos disfrazados y un grupo musical tocando en vivo. El canciller Santiago Cafiero llegó minutos antes de la hora estipulada para el discurso del presidente Alberto Fernández, pero el propio presidente fue el que llegó más de media hora tarde por estar en una reunión con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas

Tanto el canciller como el presidente llegaron al evento sin dar ningún tipo de declaración a los medios de comunicación. El acto empezó rápidamente tras la tardía llegada de Alberto Fernández, que dio unos saludos breves y se dirigió al salón. Previo a que hablara el mandatario argentino, se pasó un video institucional y se escucharon tres testimonios de jóvenes. Entre los discursos más destacados fue el de un joven argentino que agradeció que "Néstor Kirchner haya creado la CELAC”. 

Lo curioso es que mientras Santiago Cafiero y Alberto Fernández aplaudían las palabras del joven, la realidad es que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) fue creada en 2010 en la República Bolivariana de Venezuela en el mandato de Hugo Chávez. Por otro lado, Karen Vázquez, una joven mexicana, dio un discurso mucho más radicalizado de rechazo hacia "la explotación de las grandes empresas a los pueblos, culpando también al modelo económico del neoliberalismo sobre la catástrofe ambiental que estamos viviendo". 

Tras escuchar estas palabras, el presidente brindó un breve discurso hacia los presentes, donde tocó temas como la desigualdad, los daños y agravantes de la pandemia del COVID-19 y de la guerra en Ucrania. 

“Es muy alentador que podamos poner este Consejo en marcha con esta gestión porque la juventud tiene un rol muy importante en el mundo que vivimos”, explicó el mandatario argentino.

“Toda la dificultad que encuentra hoy la juventud para conseguir trabajo y poder insertarse en el mundo laboral es algo que debe llamar a la reflexión”, reflexionó Alberto Fernández en su discurso. 

“Días atrás estuvo Gabriel Boric en Argentina y allí le recordé una frase de Spinetta que estaba en un canción de un disco que le regalé. Spinetta dice: `Nadie venga a decir que algún tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor´. Mañana es mejor porque lo podemos cambiar en el hoy, el pasado no lo podemos cambiar”, recordó el presidente mientras hacía alusión a la juventud latinoamericana.

“Hay demasiadas pruebas que afirman que cuando la juventud se movilizó, esta cambió el mundo, en el mayo del 68´ la juventud se movilizó y ese mayo francés cambió el mundo”, afirmó Alberto Fernández. 

Otra de las partes destacadas del discurso del presidente fue haciendo referencia a los servicios de salud que brindó el Estado en época de pandemia por el COVID-19: “Cuando uno confía en el mercado para dar servicios tan esenciales, como la salud y la educación, los mercados sólo van donde tienen rentabilidad y allí invierten”.

Según la página oficial de la UNESCO, el objetivo de la creación del Consejo de Juventudes es generar un espacio de formación e intercambio de ideas entre jóvenes de América Latina y el Caribe (entre 18 y 35 años) y busca fortalecer y servir como aporte a su empoderamiento en tanto agentes de desarrollo en sus países y para contribuir a la formulación de una propuesta integral regional bajo sus perspectiva. 

En cuanto a la dinámica de trabajo del Consejo, se toma como referencia el plan de acción de la CELAC y se elaboran 4 ejes temáticos que serán abordados por 4 grupos de representantes jóvenes de América Latina y el Caribe. Las y los participantes formarán parte de un programa anual que conjugará laboratorios de ideas, seminarios, encuentros transversales y conversatorios con grandes referentes de la política.

Este año, los cuatro ejes a abordar serán: Ciencia, nuevas tecnologías y derechos humanos; Desarrollo económico con inclusión social; Géneros, grupos vulnerables e igualdad de oportunidades; Ambiente y desarrollo sostenible. El proyecto se realiza de manera mancomunada con la CELAC, Casa Patria Grande y CLACSO, instituciones con las que el CIPDH-UNESCO está trabajando de manera muy articulada.

Casi nadie tuvo acceso al salón donde habló el presidente de la Nación, la mayoría de las personas tuvo que verlo en el patio a través de una pantalla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?