Por qué el FMI se opone a uno de los mayores deseos del kirchnerismo

Por qué el FMI se opone a uno de los mayores deseos del kirchnerismo

Comenzó la fiscalización desde Washington y ya se sabe que no cayó bien el proyecto de plan de pagos para regularizar deudas previsionales para quienes no tengan 30 años de aportes. Sólo se habilita desde el Fondo que las jubilaciones no pierdan contra la inflación.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no avalará una reforma previsional que incluya un plan de pagos para que se incorporen al sistema de jubilaciones. El organismo financiero le aclaró a los funcionarios locales que negocian de manera virtual con los delegados de Washington, que no se podrá aprobar, al menos este año, un incremento en el costo fiscal de una medida como la anunciada el viernes pasado por los senadores del justicialismo; y que implicaría a los ojos del Fondo un sobrecosto imposible de solventar para un esquema en quiebra.

Lo que en su momento hablaron desde el ministerio de Economía local y los hombres y mujeres del organismo que discutieron los números y porcentajes con la argentina; es que en el sistema previsional argentino, sólo hay espacio para reducciones en el volumen de gastos y no en esquemas que presionen aún más sobre las arcas públicas de las jubilaciones y pensiones.

Precisamente lo contrario a lo que fue el compromiso tomado desde Buenos Aires, donde para lo único que se obtuvo flexibilidad es para cumplir la máxima que indica que no debería haber pérdida de ingresos para los jubilados y pensionados contra la inflación. Pero no un avance en la masa de personas que podrían recibir los pagos mensuales, aún sin aportes. Aunque esto se instrumente a través de un plan de pagos.

Lo presentado en sociedad el viernes es un proyecto de ley que ingresará por el Senado, y que permitiría regularizar períodos faltantes hasta el mes de diciembre de 2008, inclusive, con una modalidad de pago en cuotas que serán descontadas de manera directa del haber jubilatorio que se obtenga a través del presente programa. Según el interbloque, en la actualidad, solamente 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 varones estarán llegando a la edad de jubilarse con los 30 años de aportes. El resto se ve obligado a recurrir a una prestación sancionada en el gobierno anterior y que otorga apenas un 80% del haber mínimo.

Tal como había aclarado este medio, lo único y concreto que el ministro de Economía cerró con el organismo financiero internacional en el Facilidades Extendidas aprobado el 25 de marzo pasado, es la intención de avanzar en las "cajas especiales" y la revisión de alguno de los regímenes jubilaciones especiales vigentes en el sistema previsional; con dos objetivos concretos: el de los jueces del Poder Judicial y diplomáticos. Estas jubilaciones implican haberes que más que duplican al haber máximo del sistema general y, desde siempre, están en la mira del organismo financiero.

En total unas 225 mil personas reciben una jubilación o pensión de estos 7 regímenes de privilegio. De estos regímenes, el Gobierno propone reformar a dos que son los que benefician a los miembros retirados de la justicia y a los del servicio exterior de la Nación. Este es el grupo más minoritario ya que alcanzan a apenas 8 mil retirados los cuales representan el 3% de los beneficiados con un régimen de privilegio, aunque son los que cuentan con los mayores haberes que rondan un 90% superior al promedio del régimen general.

Mientras tanto, y en absoluta discreción, continúa esta semana la serie de complicados exámenes correspondientes a la primera misión obligatoria del FMI al país, por la firma del Facilidades Extendidas en 25 de marzo pasado. Por ahora, la buena noticia, es que el capítulo referido al dólar y la política cambiaria, tendría visto bueno desde Washington. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?