La demostración de fuerza del peronismo en las paritarias municipales

La demostración de fuerza del peronismo en las paritarias municipales

Los seis intendentes del PJ acordaron los incrementos salariales más altos de la provincia, por encima del 50%. Algunos jefes comunales de Cambia Mendoza se ubicaron al mismo nivel. Los aumentos departamento por departamento.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

En medio de la escalada inflacionaria que atraviesa el país y que ha llevado a adelantar paritarias en el ámbito privado, en los municipios mendocinos hay tranquilidad ya que en todos se firmaron convenios salariales con los empleados municipales. En ese marco, los intendentes peronistas se posicionaron como los que mayores aumentos otorgaron a los trabajadores de sus departamentos, con un porcentaje de incremento superior al que dispuso el Gobierno provincial.

Los jefes comunales del Partido Justicialista (PJ) coparon el podio con subas que alcanzaron y superaron el 50% para el 2022 y en cada caso se encargaron de remarcarlo a través de sus redes sociales, como una suerte de demostración de fuerza al oficialismo provincial.

De todas maneras, también hubo algunos intendentes de Cambia Mendoza que acordaron mejoras salariales que llegan a esa misma cifra. Asimismo, en varios de estos casos se acordó sentarse nuevamente a negociar durante el segundo semestre del año, analizando el avance de la inflación y la recaudación local.

El gobierno de Rodolfo Suarez cerró a mediados de marzo con todos los gremios estatales un incremento del 40% sobre el básico en siete tramos no acumulativos para los trabajadores públicos, más una suma fija mensual de $7.200. Por su parte, en los departamentos la suba acordada con los municipales superó, en la mayoría de los casos, esa pauta de actualización salarial. No obstante, vale resaltar que los sueldos que pagan los municipios son sustancialmente inferiores a los que paga la Provincia.

Durante la última semana, el intendente peronista de La Paz, Fernando Ubieta, anunció el incremento más alto otorgado en el contexto de las paritarias municipales. La suba acordada fue del 53% a pagar de manera escalonada en abril (23%), agosto (17%) y octubre (13%). Además se acordó una cláusula de revisión salarial para el mes de noviembre.

El maipucino Matías Stevanato había definido en febrero un aumento en estos mismos niveles. El dirigente justicialista comunicó el acuerdo de una suba salarial del 52% para los municipales, además del pago de $146.000 en sumas no remunerativas durante el 2022.

El tercer lugar en el podio de mayores porcentajes acordados lo ocuparon otros dos jefes comunales del Frente de Todos. Por un lado estuvo el lavallino Roberto Righi que cerró en enero un incremetno del 51% para los empleados de todas las categorías de planta, el cual se terminará de abonar en cuatro tramos (enero 15%, en abril 12%. septiembre 15% y noviembre 9%). Y por otra parte el tunuyanino Martín Aveiro que también otorgó un 51% en cuatro cuotas (marzo, mayo, agosto y octubre), más un bono anual de $120.000, dividido en doce pagos mensuales de $10.000.

En una cifra similar se ubicaron los gobiernos municipales de San Rafael y Santa Rosa. En la comuna del sur, durante la licencia por razones salud del intendente Emir Félix, se acordó una recomposición salarial del 50% para ejecutarse a través de un 35% en marzo, un 5% en mayo y un 10% en julio. Pos su parte, la jefa comunal del este provincial, Flor Destéfanis, anunció a comienzos de abril un incremento del 50% para el personal santarrosino en cuatro tramos escalonados (13% en abril, 12% en mayo, 13% en agosto y 12% en octubre. Además también se comunicó que subirán las asignaciones familiares que aporta el municipio a sus trabajadores en planta permanente, temporaria y horas cátedras.

Por su parte, el único intendente del PRO de la provincia, el lujanino Sebastián Bragagnolo también acordó un aumento del 50% sobre el básico, remunerativo y en blanco. Se concretará en tres cuotas: 25% en marzo, 12,5% en mayo y 12,5% en agosto. También se estableció el pago de un bono de $12.000, dividido en tres pagos de $4.000 en abril, junio y julio. En tanto, la ayuda alimentaria pasa a ser de $11.000 y se subió el salario familiar. Finalmente, el convenio establece que en septiembre se volverán a reunión con el sindicato para evaluar la situación salarial en base a la inflación.

Los 50 puntos porcentuales de incremento en los sueldos municipales también se alcanzaron en Rivadavia y en Malargüe. En la comuna del Este, el radical Miguel Ronco firmó una suba del 15% en marzo, 10% en junio, 10% en septiembre y 15% en noviembre. Además se acordó el pago de un bono excepcional de $4.000 de marzo a noviembre y un bono de fin de año de $10.000 en diciembre. También se ratificaron los adicionales no remunerativos de $3.000 a $2.000, según la categoría de cada agente.

Tras una tensa y conflictiva negociación, el intendente malargüino Juan Ojeda llegó a un acuerdo con los dirigentes sindicales que estableció un aumento al básico en cuatro tramos: 10% en marzo, 10% en mayo, 15% en agosto y 15% en setiembre.

A su vez, el intendente de Capital, Ulpiano Suarez, firmó un acuerdo con los representantes gremiales de los municipales que determinó un incremento en las remuneraciones del 42%. Según indicaron desde la municipalidad el apgo será en cuatro tramos acumulativos (12% en marzo, 10% en junio, 10% en setiembre y 10% en diciembre), alcanzando así un 49.07% anual. Remarcaron que ese calculo será sobre la asignación de la clase de la categoría A.

Además, se definió un aumento a partir de marzo en el “ítem no remunerativo 2020” para todo el personal escalafonado que se elevará a $15.000 en marzo, $16.000 en junio, $17.000 en julio, $18.000 en setiembre, $19.000 en octubre y $20.000 en diciembre.

En Godoy Cruz, el jefe comunal Tadeo García Zalazar acordó una suba del básico del 43% en cuatro tramos acumulativos entre marzo y junio acumulativos. Además se pagará un bono de $4.000 de marzo a diciembre. Desde el municipio resaltaron que al ser acumulativo y teniendo en cuenta el bono, la recomposición real termina siendo del 50% para este 2022.

En el mismo sentido, desde la Municipalidad de Las Heras, comandada por el radical Daniel Orozco, informaron que tomando en cuenta el incremento sobre el básico más el bono que pagará la comuna, la suba será del 50% para este año, aunque no precisaron los montos específicos.

Los empleados de Tupungato tendrán un incremento anual del 40% más un bono de $72.000 en 10 cuotas, desde marzo a diciembre. El intendente Gustavo Soto acordó una serie de subas salariales de 15% en marzo, 5% en junio, 5% agosto, 5% setiembre, 5% octubre y 5% noviembre. Este incremento alcanza tanto al personal de planta como contratados.

Siguiendo en el Valle de Uco, Rolando Scanio, el jefe comunal de Unión Popular y aliado de Cambia Mendoza, determinó una suba del 40% del básico en cuatro tramos que comenzó a pagarse en marzo. Además se aumentó de $5.000 a $7.000 un bono que venía percibiendo mensualmente el personal municipal. Aclararon que este convenio está sujeto a revisión de acuerdo al avance de inflación en los próximos meses.

Yendo al sur provincial, en General Alvear el intendente Walther Marcolini rubricó un aumento del 40% de manera escalonada a acreditarse a través de cinco cuotas de 8% en los meses de febrero, abril, junio, agosto y octubre. En tanto, en está el compromiso de sentarse nuevamente con el sindicato en octubre para revisar la suba de precios y los ingresos que ha tenido la comuna a lo largo del año.

El equipo del intendente de San Martín, Raúl Rufeil, se sentó a negociar en febrero con los municipales y el 3 de marzo firmó el acta paritaria para otorgar un aumento del 30% para el personal, a acreditarse en un 15% en marzo, un 5% en abril, un 5% en mayo y un 5% en junio.

Asimismo, los trabajadores recibirán de enero a junio $60.000 pesos en concepto de un bono no remunerativo y no bonificable. El mismo se pagó en enero y febrero y era de $7.000, pero se incrementó a $10.000 en marzo y pasará a $11.000 en abril, $12.000 en mayo y $13.000 en junio.

Desde el gobierno municipal destacaron que en agosto se volverán a sentar a negociar con el sindicato que representa a los empleados de la comuna.

Por su parte, el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias fue el primero entre sus colegas en establecer un incremento salarial para el 2022 y lo hizo a través de un decreto firmado a comienzos de diciembre de 2021. Estableció una suba del 30% sobre la asignación de la clase inicial otorgando un 5% en febrero, un 5% en marzo, un 5% en mayo, un 5% en junio, un 5% en julio y un 5% en agosto.

En esa oportunidad también se estableció el pago de un bono de “compensación y estímulo” de $6.000 para los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo y de $7.000 para julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre. Además subió 25% el valor del Servicio Extraordinario. Por su parte, desde el municipio resaltaron que tienen previsto reuirse en las próximas semanas con el sindicato para retomar las negociaciones.

Cerrando el repaso por todas las comunas, desde Junín informaron que las paritarias municipales se cerraron hasta el mes de julio, pero no aportaron datos sobre el detalle del incremento acordado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?