Operador todo terreno

El “halcón” albertista que le quita el sueño a Cristina Fernández de Kirchner

Juan Manuel Olmos es el jefe de asesores de Alberto Fernández y el blanco preferido de las criticas de Cristina Fernández de Kirchner. En el Instituto Patria le atribuyen querer convencer al presidente de impulsar una limpieza de cristinistas del Poder Ejecutivo. Y le reprochan su relación el PRO.

Beto Valdez
Beto Valdez miércoles, 13 de abril de 2022 · 14:55 hs
El “halcón” albertista que le quita el sueño a Cristina Fernández de Kirchner
Foto: Telam

En las últimas semanas han crecido las versiones en el entorno de Cristina Fernández de Kirchner respecto a que Juan Manuel Olmos, el jefe de asesores de Presidencia, es el que más empuja la teoría dura dentro del albertismo para evitar que Alberto Fernández ceda a las presiones K. En el Instituto Patria siempre hubo una obsesión contra el dirigente del peronismo de CABA por su estilo negociador y su excelente relación Horacio Rodríguez Larreta y el operador judicial Daniel Angelici.

Entre cristinistas y en La Cámpora le atribuyen a Olmos ser el impulsor de la estrategia de mantener en el cargo a Martín Guzmán y al mismo tiempo que haga una limpieza en las segundas líneas del Ministerio del Interior, Anses, el PAMI, Aerolíneas o YPF. El supuesto objetivo del asesor presidencial, siempre según los K, sería que el presidente se anime a “descamporizar” las áreas estratégicas y con caja que aún siguen manejando los alfiles de Máximo Kirchner y la vicepresidenta.

También lo responsabilizan de haber fichado al intelectual K, Ricardo Foster, como funcionario y defensor del albertismo. Conviene recordar que la “Carta Abierta” que redactaron Foster y el asesor Alejandro Grimson con la firma de varios intelectuales de origen kirchnerista fue un golpe duro para el micromundo de la izquierda del Frente de Todos. Y encima el mes pasado Olmos rompió su bajo perfil y fue uno de los pocos que salió a criticar a La Cámpora por la utilización de la imagen de Néstor Kirchner para oponerse al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

“Es el Coti Nosiglia de Alberto, opera en las sombras desde hace mucho tiempo y es amigo de los integrantes de la mesa judicial de Mauricio Macri que querían meternos presos a todos nosotros”, dicen en el Instituto Patria. Otros voceros oficiales salen en su defensa aclarando que el jefe de asesores de Alberto “siempre fue una figura de consensos, no es un 'halcón', obviamente es amigo del presidente, pero nunca va a alentar una guerra”.

De todas maneras, la grieta interna en el Frente de Todos terminó afectando un vínculo histórico como el de Olmos con el secretario general del SUTER, Víctor Santa María, quienes venían manejando desde hace años la estructura del PJ porteño y las negociaciones con Rodríguez Larreta. “El problema se generó cuando en la Casa Rosada se enteraron que Víctor operó también para que algunos diputados votaran en contra del acuerdo con el FMI”, comentan desde el corazón del albertismo.

Olmos tiene una fuerte inserción en el mundo judicial, con preminencia en el distrito porteño. En la Ciudad conoce a todos los jueces y fiscales, por eso llegó a presidir el Consejo de la Magistratura de 2011 a 2015 con el ok de su amigo Angelici. También cultivó buenos vínculos con los magistrados federales con oficinas en Comodoro Py. Obviamente sus allegados aseguran que desde la llegada al poder de su amigo Fernández “suspendió” esos contactos. Lo mismo decía el expresidente de Boca cuando Macri era jefe de Estado y era blanco de las críticas de Elisa Carrió. El peronista genera algo parecido en Cristina.

Archivado en