Una cena solo para intendentes

Solos, los intendentes vuelven a armar el 2023 sin saber qué hacer con Cristina Fernández de Kirchner

Intendentes en ejercicio y en uso de licencia se juntaron en Cañuelas para charlar sobre cómo harán para sobrevivir a la decisión de no presentarse como candidata de Cristina Fernández de Kirchner. Algunos lo ven como amenaza y otros como oportunidad. Faltaron varios y no fueron Axel ni Máximo.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare jueves, 15 de diciembre de 2022 · 11:30 hs
Solos, los intendentes vuelven a armar el 2023 sin saber qué hacer con Cristina Fernández de Kirchner

Un importante grupo de intendentes de los municipios más importantes del conurbano bonaerense cenaron en Cañuelas sin la presencia del presidente del PJ provincial, Máximo Kirchner, en un primer encuentro luego del renunciamiento, que a algunos ya le empieza a sonar como amenaza, de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para volver a presentarse para candidata en 2023.

Con algunas otras ausencias bastante simbólicas, por diferentes compromisos asumidos con anterioridad y otros porque simplemente ya no creen en este tipo de encuentros, un importante grupo de jefes comunales de la Primera y Tercera Sección Electoral del Gran Buenos Aires se juntaron en la localidad del sur del Gran Buenos Aires que conduce el matrimonio conformado por Marisa Fassi, la intendenta, y Gustavo Arietta, su antecesor y actual funcionario del Gobierno nacional en Vialidad.

Uno de los que tuvo que ausentarse dejó sus dudas acerca de este tipo de encuentros, donde no todos hablan descarnadamente. Otro, que en medio de los festejos por el paso de Argentina a la final de la Copa del Mundo dijo, en el grupo de WhatsApp, que era un buen momento para suspender las PASO, envió a su representante. Ambos están alineados con lo que fije la vicepresidenta como esquema de trabajo. 

"Ella es líder, pero no conduce. La gente la ama, llora por ella, pero no nos guía como lo hacían Néstor o el propio Eduardo Duhalde", confesó, hace tiempo, uno de los que sí estuvo. El futuro del Frente de Todos atraviesa una lógica pérdida de confianza entre todos los actores y solo esperan que la economía no se desmadre para posicionar a Sergio Massa como candidato presidencial. 

Entre operaciones y especulaciones, amigos de La Cámpora especulan con la posibilidad de que Axel Kicillof abandone el Gobierno provincial y no aspire ser reelecto para colocar allí al ministro del Interior Wado de Pedro, mientras que el gobernador pase a ser candidato presidencial. 

"Si hacemos eso, es tirarnos un tiro en la sien. Ni siquiera en los pies. Nos guste o no, Axel es el candidato que mejor mide y el único con chance de ganar en la provincia, máxime si Cristina no se presenta. Algunos piensan que cualquier cosa puede servir, pero estamos más que finitos en la elección, estamos abajo", confesó otro intendente de los que sí participó del asado de hoy.

Si bien más de una docena considera "imprescindible" ir a una PASO para dirimir las conducciones locales, provinciales y nacionales, también saben que solo la vicepresidenta aprobará o no esta o cualquier otra estrategia. "Nos va a tensar con todo lo que pueda, y es la dueña de los votos. Hasta puede volver a armar Unidad Ciudadana y perdemos todos los municipios y las provincias", alertó un intendente a MDZ.

Efectivamente, ante la supuesta radicalización de los que nunca pudieron armar el nonato albertismo, la sola posibilidad de una ruptura similar a la del 2015 o 2017 los deja a merced de una derrota catastrófica. "Todos tenemos en claro que es tenemos que estar todos adentro. Si alguien rompe, chau", comentó otro de los que degustó la cena aunque siempre aparece en el listado de los que pretenden trabajar por algo nuevo que por lo que está.

Archivado en