Las estrategias de los precandidatos porteños, las galas de Roberto García Moritán y la furia contra una ministra

Las estrategias de los precandidatos porteños, las galas de Roberto García Moritán y la furia contra una ministra

Las ofertas electorales de Juntos por el Cambio se multiplican. Ungido por Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Salud, Fernán Quirós, comenzará a sumar volumen político con el armado de un equipo propio. Con él se visualizan ya seis precandidatos de JxC lanzados en la Ciudad de Buenos Aires.

Ezequiel Spillman

Ezequiel Spillman

El caso del ministro de Salud porteño era el más esperado por Larreta. Desde comienzos de este año le viene planteando la idea de que arme un equipo y se sume a los posibles candidatos. Medido, estructurado e hiperracional, Fernán Quirós siempre apeló al tiempo y a los momentos para avanzar. En una primera etapa no quiso “politizar” la gestión de la pandemia, que lo puso en primer plano como nunca, y en segundo lugar no quiso avanzar en peleas domésticas.

Sin embargo, la decisión de prepararse para la pelea la esbozó esta semana con dos condimentos claves. En primer lugar, fue el propio Larreta el que lo animó y convenció, a diferencia de casi todos los otros precandidatos que quieren jugar. En segundo lugar, cuenta con dos avales clave en la política: María Eugenia Vidal y Elisa Carrió, dos de las figuras más importantes del frente opositor.

Pero además Quirós cuenta con otro aval, también clave, pero que aún no se dio a conocer: el de la saliente secretaria de Bienestar, Milagros Maylin, quien trabajó junto a él toda la pandemia –como coordinadora de los centros de testeo y de vacunación– y luego, en agosto del año pasado, se quedó como la segunda del ministerio. Si bien Maylin, ahora más conocida por ser la mujer de Larreta, también prometió colaborar con otros precandidatos, fue también una de las funcionarias que animó a Quirós a lanzarse.

Mientras tanto, a su regreso de París el fin de semana pasado, donde estuvo de luna de miel, Jorge Macri también acelera sus pasos. Esta semana sumó fotos. Pero sobre todo una: con la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. Sonrientes posaron para las cámaras. ¿Nace una fórmula? Ambos tienen un apoyo importante: el de Mauricio Macri, con quien hablan de manera directa.

Paralelamente, quien viene moviéndose es Roberto García Moritán, quien aspira a colarse entre los precandidatos de JxC y dar pelea. En ese marco, comenzó con galas de fundraising para su campaña, junto a su equipo político encabezado por Yamil Santoro (quien será su jefe de campaña además) con almuerzos con empresarios y referentes de diversos sectores económicos y políticos a un costo de $ 25 mil el cubierto. En un exclusivo restaurante porteño, el legislador de Republicanos Unidos da su visión de la economía y, en particular, de su proyecto de Ciudad si le tocara gobernar desde fines de 2023.

La idea comenzó a barajarse a mitad de año con la decisión de Moritán de jugar y con la inauguración formal de su propio búnker en Palermo Soho, a dos cuadras de Plaza Serrano.

Cerca del legislador explicaron: "Nuestra campaña está hecha muy a pulmón, y siempre el tema económico es un limitante. De este modo, conseguimos apoyo mediante personas, dirigentes, empresarios que quieren conocer su opinión de los problemas de la gente. Buscamos obtener recursos para brindarle a nuestros militantes material para las recorridas, o para las mesas que armamos en la semana. Queremos llegar lo más lejos posible con el mensaje liberal".

Por su lado, Martín Lousteau también avanza: suma charlas con vecinos y recorridas. En una de las últimas, en Barrancas de Belgrano, se quedó largas horas hasta que el anochecer lo encontró respondiendo a una veintena de adultos mayores. Apalancado por su socio, Emiliano Yacobitti, también suma fotos con Larreta y con otros ministros. “Nosotros le vamos a dar mayor continuidad a la Ciudad que Jorge Macri”, chicanea uno de los laderos del senador, quien visualiza en el ministro de Gobierno porteño el rival principal.

Del lado de Jorge Macri aseguran que el radical tendrá muchos problemas para pelear dado que el PRO intentará fortalecerse ante la PASO. “A Lousteau lo apoya solo un sector de la UCR”, confían en el PRO porteño.

En medio de este panorama podría haber sorpresas en la contienda. Sin ornamentos pero fiel a su estrategia de crecimiento, el vicepresidente de la Legislatura porteña, Emmanuel Ferrario, amarró lazos con un grupo de ministros más referentes territoriales y hasta empresarios.

Fue Larreta quien lo subió a la disputa y en las próximas semanas comenzará a mostrarse más tanto en el territorio como en los medios de comunicación con un mensaje “de futuro”, con propuestas para el segmento joven y bajo el paraguas de la renovación de la política, una propuesta que encandiló al jefe de Gobierno pero también a Mauricio Macri. Acaso por ello, uno de los que colabora con Ferrario en su proyecto hoy es Darío Nieto, legislador porteño y asesor dilecto del expresidente.

Mientras tanto, la muerte de Hebe de Bonafini terminó con una oleada de epítetos contra María Migliore, quien decidió sacar un polémico tweet reivindicando a quien fuera la titular de Madres de Plaza de Mayo.

En esas horas posteriores, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, le hizo saber la bronca de Larreta y la suya propia por haber enviado un tweet sin avisar, sin consultar y elogiando a la polémica dirigente kirchnerista. Migliore se defendió: argumentó que había que mandar un mensaje "antigrieta", que no iba a borrar su tweet y que no se arrepentía de haber elogiado la lucha de Hebe en plena dictadura y lo que había luchado por los derechos humanos. Una ofrenda electoral para Patricia Bullrich.

Además, la ministra social aprovechó para acusar a la secretaria de Derechos Humanos, Pamela Malewicz, del sector de Diego Santilli, quien había tuiteado un mensaje de despedida de Hebe en la misma sintonía.

Con todo, en la mesa chica larretista esta semana se habló del tema. Sorprendió Acuña defendiendo el tuit de Migliore. Y a las pocas horas se sacó una foto con ella en la Villa 31. La acumulación política es una de las características de Acuña, quien también ya tiene el apoyo de la senadora Guadalupe Tagliaferri y de Silvia Lospennato, la diputada monzoísta, dietrichista y ahora larretista.

En esa recorrida, Migliore eligió recortar al joven Tomás Galmarini de las fotos oficiales, a pesar de que es el encargado del barrio. Una consecuencia de la pésima relación que tuvo la ministra con el antecesor de Galmarini, el actual secretario de Innovación, Diego Fernández

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?