La defensa de Nelson Periotti adelantó el pedido de absolución y continúa su alegato en la causa Vialidad

La defensa de Nelson Periotti adelantó el pedido de absolución y continúa su alegato en la causa Vialidad

Ante el Tribunal Oral Criminal Federal 2 el abogado del exfuncionario continuará exponiendo en la segunda de tres audiencias dispuestas. Antes habló de lawfare.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

La defensa del extitular de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, encabezada por Federico Paruolo, continuará con sus alegatos frente al Tribunal Oral Federal 2 integrado por Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, en el juicio por el presunto direccionamiento de obra pública a las empresas del empresario santacruceño Lázaro Báez durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

El martes pasado al dar inicio a la primera de tres jornadas dispuestas el abogado manifestó que “se ha probado la inocencia de Nelson Periotti y vamos a plantear la absolución”.

Fue al asegurar que en las indagatorias su asistido “pudo dar respuesta a cada una de las acusaciones” aunque recalcó que terminó acusado por la fiscalía por circunstancias que no estuvieron en la acusación.

Así las cosas Paruolo hizo hincapié en el lawfare del que dijo ocurre y es un fenómeno social. “Distintos sectores de poder como los medios que la Justicia toma y reproduce llegando al absurdo como ocurre acá. Denuncian como dice la televisión, los medios dicen se ha denunciado, en la instrucción se toma como prueba publicación periodística. Esto es circular”, remarcó e hizo un paralelismo con lo que ocurrió en Brasil mencionando “el mecanismo” de Netflix y mostrando cómo los fiscales en esta causa repetían constantemente aquella palabra.

Recordemos que Periotti tiene un pedido de 10 años de prisión por parte de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, por formar parte de una supuesta asociación ilícita para defraudar al Estado.

El martes pasado el abogado defensor también sostuvo que la fiscalía perdió la objetividad que tenía que tener y dijo que se violaron todas las garantías.

En ese contexto explicó que el principal fue el derecho de defensa en juicio, “todo afecta porque de él se derivan otros derechos”. Toda persona debe ser oída y producir pruebas en su favor. Mi asistido lo hizo. “La fiscalía dio un salto lógico y nos acusó y además introdujo prueba que no pudimos controlar. De repente acusó a mi asistido de hacer actos ilícitos o legalidad aparente algo que no fue parte de la acusación y viola el principio de congruencia”. Fue allí donde aseguró que corresponde desechar la prueba nueva que se hizo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?