La inesperada fórmula peronista que iría por todo en 2023

La inesperada fórmula peronista que iría por todo en 2023

El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, está muy metido en todo lo que tiene que ver con las denuncias abiertas tras la aparición del video de la "Gestapo sindical". El exgobernador de la Provincia aspira a ser presidente en 2023, acompañado de Berni.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Daniel Scioli, Alberto Pérez y buena parte de la gestión anterior a la llegada de María Eugenia Vidal a la gobernación en 2015 se prendió de la avanzada contra las grabaciones clandestinas en el Banco Provincia y esperan que, tras la puerta abierta dejada por la “Gestapo paralela”, todas las causas judiciales e investigaciones que se abrieron con posterioridad a su salida del poder bonaerense “se caigan porque todas fueron armadas”. Scioli planea candidatearse como presidente con el apoyo de Sergio Berni, resistido por Alberto Fernández

En declaraciones al programa La Mecha, de Radio Provincia, Alberto Pérez, el exjefe de Gabinete de Scioli pidió ser querellante en la investigación sobre el accionar de una supuesta mesa judicial provincial y ratificar que fue víctima de “espionaje ilegal”. Aunque no aseveró que fuera Vidal la impulsora de esa supuesta estructura, “para mí era el vértice, la cabeza… era imposible que desconociera que se hacía inteligencia ilegal con ministros de su Gobierno involucrados”.

Igualmente, en el entorno del excandidato a presidente del Frente para la Victoria y actual embajador en Brasil, “todo fue orquestado por Mauricio Macri, que mandaba a espiar hasta los novios de su hija y a sus familiares”. Entre quienes frecuentaron esas oficinas durante su gestión aseguran que jamás existió una cámara y que nadie llevaba un registro de lo que se hablaba y discutía en esas oficinas.

La preocupación sobre la situación también derivó en el propio esquema frentetodista. Varios de los que pasaron por el Banco Provincia y se reunieron con la exgobernadora están preocupados por saber si las grabaciones son sólo de esos encuentros, armados para organizar pruebas en contra de Juan Pablo “Pata” Medina, de la UOCRA La Plata, o si estuvieron puestas desde siempre.

“Si es así, se habrá visto y escuchado muchas cosas…” se animó a confiar, como mínimo, un actual referente oficialista.

Scioli está al tanto sobre cada novedad que se da en torno de la “Gestapro”, como la bautizaron en el Frente de Todos. Su inquietud también tiene que ver con un deseo personal, y es regresar sin mayores investigaciones encima para ser candidato a presidente en 2023, siempre y cuando se efectivice el deseo de Alberto Fernández sobre la realización de una gran PASO para discutir los candidatos oficialistas, inclusive el de presidente.

Para tal fin ya está hablando con Sergio Berni, quien ayer dijo que se viene preparando “desde hace treinta años”, para ser presidente de la Nación. Al parecer, aceptaría competir contra Axel Kicillof en la Provincia con la fórmula Scioli-Berni. A los dos los une la pasión por los riesgos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?