La audaz decisión de los gobernadores peronistas para despegarse de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner

La audaz decisión de los gobernadores peronistas para despegarse de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner

La contundente derrota en las PASO y la posterior crisis de gobierno provocó un punto de quiebre en la relación entre el presidente y la vicepresidenta, lo que es aprovechado por los gobernadores del PJ para revertir el resultado adverso y buscar la victoria en sus provincias en noviembre.

MDZ Política

MDZ Política

La contundente derrota en las PASO y la posterior crisis de gobierno provocó un punto de quiebre en la relación entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner que no se saldó con los cambios en el gabinete. En ese marco, los gobernadores peronistas apuntan a despegarse de esa interna feroz para mejorar sus performances en los comicios legislativos de noviembre.

"El Frente de Todos está roto, principalmente la relación entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Quienes conocen a los dos dicen que la pelea no tiene retorno, que se alinearon los planetas solamente hasta noviembre y después nadie sabe qué va a pasar", señaló la periodista Jésica Bossi en el programa +Voces, del canal LN+, respecto a los cortocircuitos entre el presidente y la vicepresidenta.

Lo cierto es que lo único garantizado en el oficialismo es que "no habrá un comando nacional de campaña" tras la salida del vocero presidencial Juan Pablo Biondi (acusado de ser un "operador" por Cristina Fernández de Kirchner) y la expulsión de Santiago Cafiero de la Jefatura de Gabinete, dado que ambos encabezaron la estrategia electoral del Gobierno en las primarias y que terminó en un fracaso.

Los gobernadores no quieren saber nada con la feroz interna entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

En ese sentido, la llegada de Juan Manzur al gabinete en principio reforzó la posición de los gobernadores peronistas, que ahora buscarán recuperar autonomía en materia electoral. "Hay una decisión política de los gobernadores del PJ de provincializar la campaña: no se acuerdan de Alberto Fernández ni de Cristina Fernández de Kirchner, ponen un alambrado en sus provincias y tratan ellos mismos de salvar las ropas".

Esta actitud quedó brutalmente expuesta con las declaraciones del mandatario puntano Alberto Rodríguez Saá, quien rápidamente salió a despegarse de las internas del oficialismo nacional tras la derrota del peronismo en su provincia: "En San Luis no somos kirchneristas y tampoco somos fernandistas. Acá somos Fuerza San Luis, que no es ni una cosa ni la otra". Incluso cuestionó a la propia Cristina Kirchner por haber criticado públicamente a Alberto Fernández y su entorno: "Lo que debería ser una reunión interna y privada, pasó a ser el griterío de una familia en un restaurante, lo que generó una situación de escándalo. Eso roza la investidura presidencial".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?