La apuesta de Alberto Fernández para el día después de las elecciones

La apuesta de Alberto Fernández para el día después de las elecciones

Mientras todos los trascendidos hablan de un posible cambio de gabinete y del ascenso de referentes propuestos por La Cámpora o el Frente Renovador, el entorno de Alberto Fernández sigue leyendo encuestas que le dan alguna esperanza para la PASO y para muchos de sus funcionarios.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El gobierno nacional ya lo decidió y Alberto Fernández tomó conciencia de que hoy "se empieza a definir no solo los próximos dos años de su gestión, sino los posibles seis", en caso que la voluntad popular exprese un apoyo a la gestión que comparte con Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa

"Nadie mide mejor que él. Además nadie ha podido instalar en la agenda pública tantos nuevos dirigentes como lo hizo el albertismo, a pesar que nunca se expresó como tal", le dijo un importantísimo funcionario nacional a su interlocutor la semana pasada, cuando su despacho estaba repleto de análisis de encuestas, focus groups y perspectivas, positivas, la mayoría, y de las otras, las menos.  Según todas las variantes analizadas en la Casa Rosada, la candidata Victoria Tolosa Paz no sólo será la candidata más votada en la Provincia de Buenos Aires, porque Juntos presenta dos contrincantes en su PASO. Ni Diego Santilli ni Facundo Manes conseguirán, por separado, contabilizar más votos que la referente del Frente de Todos al final del día, según la esperanza del oficialismo. 

El oficialismo tampoco cree que la suma de los dos referentes opositores, que es lo que mostrará en su búnker conjunto la dirigencia de Juntos, supere los votos que conseguiría el Frente de Todos. Para la etapa que comienza el domingo a última hora y que finalizará en la elección general tendrá otros condimentos y podrán ajustar errores de una campaña anárquica, sin conducción homogénea ni compromiso de muchos de los actores del peronismo kirchnerista. 

No obstante, nunca, desde que se instauró la ley de PASO, el peronismo pudo conseguir más votos que la oposición en el trayecto que va desde las primarias hasta la elección general. Este inconveniente parece que también ahora se repetirá para el Frente de Todos. 

Más allá de estos análisis, Fernández cree que en dos años generó muchísimos más dirigentes y referentes que los que pudo instalar La Cámpora o el Frente Renovador. No sólo se anotan Tolosa Paz o Leandro Santoro, los cabeza de lista bonaerense y porteño, sino también creen que, a pesar de las críticas recibidas por el "fuego amigo", Santiago Cafiero, Martín Guzmán, Gabriel Katopodis pudieron no sólo sortear la interna frentetodista sino que son potenciales exponentes de un gobierno ganador en las PASO de este domingo.

"Salvo Sergio Berni, que no tiene nada que ver con nada, ningún referente de otra línea interna pudo sobresalir. Axel Kicilof no es más que cuando fue ministro de Economía, Máximo Kirchner depende del humor de su madre y Massa deberá elegir entre seguir con la sociedad que trazó ellos o vuelve a ser un pilar del segundo mandato de Alberto", se entusiasma la fuente que habló ayer con MDZ. De todos, el único que "sobresale porque es una persona de diálogo es Wado", el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, el mejor interlocutor cuando el diálogo se rompe entre el presidente y su vice. 

Si el resultado no es el esperado por el no nato albertismo, la posibilidad de cambios drásticos en el gabinete dejará de ser eso para ser una realidad, Allí tallarán las ideas ya explicitadas por los aliados del presidente, aunque estos también saben que el valor que tiene el Frente de Todos es la unidad de los sectores que la componen. "Salir a marcar errores sería desnudarnos ante la población, pero también podría servir para que se note que tomamos notas de lo que nos piden en la calle", reflexionó un frentetodista que conoce todas las variantes del oficialismo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?