El dato de la realidad que le estropea el relato de campaña a Axel Kicillof

El dato de la realidad que le estropea el relato de campaña a Axel Kicillof

Según lo que anunció el Gobierno nacional, a partir de hoy se produciría el retorno a la presencialidad plena en los colegios de todo el país. Padres aseguran que hay mucha confusión. La más grande se produce en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito escolar

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Como si la pandemia hubiera comenzado hace pocas semanas, el sistema educativo de casi todo el país se encuentra sumergido en la confusión. Después de dieciocho meses de la decisión del cierre de las aulas, hoy es el día elegido por el Gobierno para el regreso a la presencialidad plena en los colegios a nivel nacional.

Así se determinó la semana pasada, con la aprobación del nuevo protocolo sanitario por parte del Consejo Federal de Educación. La realidad muestra lo contrario.

Hasta anoche, en numerosos distritos, alumnos, padres y docentes no estaban informados sobre cómo sería este retorno, ni cuándo se efectivizaría en la práctica. La situación más caótica se vive en Buenos Aires, la provincia con la mayor cantidad de alumnos matriculados.

Muchas instituciones educativas, tanto públicas como privadas, comunicaron a las familias, en las últimas horas, que se encontraban trabajando para la adecuación y reorganización institucional para la nueva modalidad. También puntualizaron que durante septiembre se ampliará la presencialidad, pero sin dar más detalles. Algunos colegios, según padres de chicos que concurren a esos establecimientos, no podrán abrir las aulas por problemas de infraestructura que no se solucionaron en todo este tiempo

En otros casos, padres de alumnos advirtieron que no recibieron, hasta el momento, ninguna información al respecto.

Desde el gobierno de Axel Kicillof se buscó generar, en los últimos días, la idea de una vuelta a la normalidad plena en los colegios, en el marco de la campaña electoral. Sin embargo, la implementación de lo acordado en el CFE no se estaría concretando.

“En general, vemos que los colegios privados están tendiendo a adaptarse a la nueva normativa, mientras que no hay muchas novedades de las escuelas de gestión estatal. No hay cambios. Esto es algo bastante habitual cuando hay nuevos escenarios de presencialidad. Los grises de la normativa es una constante y hace que muchos se sientan en la liberta de cumplir la presencialidad a su gusto. Lo que se anunció, días atrás, no se está cumpliendo en la provincia ”, explicó, a MDZ, Joaquín Gardel, integrante de Padres Organizados de PBA.

Lo que queda claro es que se profundiza la brecha entre instituciones públicas y privadas, que son las que mayor cantidad de horas están dictando en clases. De todas maneras, son pocos los casos en la provincia en que los alumnos están cumpliendo el horario completo. Se trata de los colegios de cuotas más elevadas que cuentan con mayor infraestructura.

En la mayoría de los privados y colegios confesionales se mantiene el dictado mixto de clases, entre presencial y virtual, y el sistema de burbujas. Se estima que muchos establecimientos privados implementarán las nuevas pautas sanitarias a partir del lunes próximo.

A poco más de tres meses de la finalización del ciclo lectivo, se estaría por cumplir el segundo año en el que muchos alumnos recibieron la mayor parte de educación de forma virtual.

Uno de los  problemas que se presenta en muchos colegios, con jornada doble, es el no funcionamiento de los comedores, lo que complica la presencialidad completa, debido a los inconvenientes de organización por parte de padres que trabajan.

El nuevo protocolo sanitario se basa en la reducción de 1,5 metros a 90 centímetros el distanciamiento entre alumnos, el uso obligatorio de barbijos y la ventilación de las aulas. En ese caso, se impulsa la colocación de medidores de dióxido de carbono.

La progresividad del regreso a las aulas quedó en manos de cada provincia. Estas, a su vez, en la práctica, están delegando el grado de implementación en las autoridades de cada colegio, especialmente dentro del sistema privado.

En ese sentido, tanto Mendoza como la Ciudad de Buenos Aires, habían avanzado hacia una mayor presencialidad, tras el receso de invierno, lo que generó una tensión con el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?