Cannabis: entre el negocio y la salud

Cannabis: entre el negocio y la salud

El debate al respecto del cannabis atraviesa el planeta. No es sólo un debate que se da en Argentina en modo electoral, es un negocio global, que mueve miles de millones de dólares, y que toca a la puerta de todas las naciones, generando una tremenda inquietud en la sociedad.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

Hay una banalización sistémica del consumo de marihuana. Se da en todas las sociedades contemporáneas, independientemente de la organización política de cada país. El consumo de drogas es una constante en la humanidad. En esta era, como todo, adquiere nivel industrial y una masividad que torna pernicioso para los distintos gobiernos el buscar sostener la lucha contra el narcotráfico.

En Jujuy se habilitó la primera plantación de cannabis del país, y se busca replicar el mismo modelo en otras provincias. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó un proyecto de ley titulado “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial” que establece los mecanismos para la regulación de la actividad, fomenta el desarrollo de la cadena productiva y, especialmente, promueve el desempeño de las cooperativas del sector y de las Pymes.

Se habla de millones en impuestos que podrían ser percibidos por el Estado como la parte virtuosa de esta propuesta. Durante la presentación del proyecto de ley, la ministro de salud Carla Vizzotti aseveró: “Teníamos una ley que encorsetaba derechos, con una mirada punitiva y persecutoria, y sabíamos que teníamos una deuda pendiente". Dice lo que se calla: la propuesta es ideológica y, a la vez, deja de lado el impacto en la salud de la despenalización.

En ese aspecto, las revelaciones del jefe de psiquiatría de la Unidad Penal de Batán, Francisco Bordón deberían ser tenidas en cuenta. En una entrevista a la F. M. 99.9 de Mar del Plata, se refirió a algunos de los aspectos del mayor estudio de seguimiento en materia de impacto de salud mental en jóvenes que se ha hecho en el planeta. Señaló: “Se trata de un estudio que se ha publicado el 23 de agosto de este año en la revista de la Asociación Americana de Medicina, que fue fundada en 1880. Es una revista con referatos, eso significa que no públicas cualquier cosa, sino que debe pasar una serie de escrutinios. De todo lo que se manda a la revista, más o menos el 4% se publica”.

El estudio revela un aspecto impactante del impacto del consumo de marihuana: “Es prospectivo, se estudió aproximadamente unos 799 adolescentes, 450 fueron mujeres y 349 chicos; con un comienzo del estudio de los 14 hasta los 19 años. En esta edad, el cerebro de los adolescentes está en pleno desarrollo”. Bordón indicó: “Lo que se observó es que, en función del consumo del marihuana, se producía un adelgazamiento del cerebro pre frontal dorso lateral. Cuando hacemos el signo de alguien está loco, lo que estamos señalando ahí, es el cerebro pre frontal dorso lateral”.

No se trata de ideología: está en juego la salud mental de la sociedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?