Santilli sigue sumando radicales a su campaña

Santilli sigue sumando radicales a su campaña

Un grupo de presidentes de comités de distrito de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires se juntó con Gustavo Posse, a quien siguen reconociendo como conducción, y con el candidato del PRO, Diego Santili, para ratificar su apoyo para las PASO contra Facundo Manes

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Un nutrido grupo de dirigentes radicales de la Primera Sección Electoral, base política de Gustavo Posse, el intendente de San Isidro que se alió casi al borde del cierre de listas con Diego Santilli, del PRO, se juntaron en Hurlingham y participaron de una recorrida en la que ratificaron la ruptura con la campaña oficial radical que apoya a Facundo Manes. 

 Presidentes de comités de distrito de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires

Posse, con las autoridades partidarias de esa localidad del Oeste bonaerense, estuvo con Lucas Delfino, exsecretario de Asuntos Municipales de Mauricio Macri, se presenta como candidato. Ahí estuvieron los presidentes partidarios que triunfaron en la interna de marzo 2021 apoyando a Posse, quien también se sumó al encuentro junto con su ladero más fiel, Walter Carusso, diputado provincial. En General San Martín, Carusso apoya a la lista de Ramiro Alonso López, una de las dos que compite en representación del PRO en esa localidad. 

Los radicales de Hurlingham, Ituzaingó y Merlo fueron algunos de los que impulsaron la iniciativa nacida hace casi un mes luego del conflictivo cierre de lista donde la conducción bonaerense, en manos de Maximiliano Abad, dispuso que los candidatos que se presentarán con Manes representando al partido sean sólo los que estuvieron apoyándolo en marzo pasado. 

A esta movida no se sumó el Comité de Distrito de Vicente López, quien está haciendo campaña en favor de Manes aunque sus autoridades también fueron destratadas por haber sido aliados de Posse. A pesar de eso, acompañan la reacción de los "despojados" dirigentes que fueron autorizados a participar de una interna, ganaron, pero luego los castigaron por partida doble. Porque no sólo no le permiten estar en las listas oficiales que representarán al radicalismo y su alianza con los otros sectores en Dar el Paso, sino que tampoco le permitieron inscribirse con listas cortas, de sólo un cuerpo local, para marcar sus votos.

Leyenda

Distinto es el caso de Posse, quien en todo momento impulsó un discurso de Protagonismo Radical, y acusaba a la actual conducción de Abad y Daniel Salvador, el vice de María Eugenia Vidal cuando fue gobernadora, de no defender los intereses partidarios para privilegiar su relación con el PRO. Hoy es él el que se abraza a Santilli. El problema no era qué se hacía con el PRO, sino quién tenía la lapicera para decidir los candidatos con los socios de Juntos para el Cambio. 

Por su parte, quizás para irritarlo, Manes eligió en cada entrevista que realiza resaltar el nombre del competidor de Posse en las PASO . "Estoy muy orgulloso de contar con una lista conformada con dirigentes de múltiples sectores como el peronismo, con Emilio Monzó, y el PRO, como Ramón Lanús, mi candidato en  San Isidro".

Efectivamente, Lanús fue funcionario nacional durante toda la gestión de Cambiemos y siempre tuvo excelente vínculos personales y políticos con las máximas autoridades del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, cuna del cruce de candidatos de "lado a lado " por el cual Vidal encabeza una de las listas de Juntos por el Cambió porteñas y Santilli la que representa al PRO en la Provincia de Buenos Aires. 

Santilli, Facundo Manes y María Eugenia Vidal

El otro radical que dio un portazo a la conducción partidaria que ganó en marzo pasado es el concejal de Avellaneda, el periodista Luis Otero. En una extensa carta que no dio al conocer, apunta directamente contra Abad por supuestos incumplimientos de compromisos asumidos en la Tercera Sección Electoral. Este "bombazo" político no significa que Otero apoye a Santilli, pero marca el descalabro de la conducción durante el cierre de lista. 

En el caso de Posse, la situación es más delicada. Siempre enfrentado a la dupla Abad - Salvador, el intendente de San Isidro se había quedado casi sin espacio en las PASO porque nadie quería abrirle un lugar. El jueves anterior al cierre de lista recibió a los hermanos Manes, Facundo y Gastón, a quienes le había pedido que le permitieran participar a quienes lo siguieron en la interna de marzo y que él no sólo declinaría su postulación para presentarse como candidato a diputado nacional sino que también estaba dispuesto a trabajar en San Isidro. Estas negociaciones, el viernes a la noche, volvieron a encontrar un freno abrupto que derivó en la continuación de la crisis abierta tras los resultados de marzo de 2021. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?