La osada jugada de Chiqui Tapia para volver con Alberto Fernández y Máximo Kirchner
AFA

La osada jugada de Chiqui Tapia para volver con Alberto Fernández y Máximo Kirchner

En un intento desesperado por conseguir un favor del Gobierno, el titular de la AFA ordenó una jugada audaz: cederle al Estado nacional los derechos de transmisión del fútbol femenino. Sin embargo, sus esfuerzos parecen en vano.

MDZ Política

MDZ Política

En un intento desesperado por conseguir un favor del Gobierno, el titular de la AFA, Claudio 'Chiqui' Tapia, ordenó una jugada audaz: cederle al Estado nacional los derechos de transmisión del fútbol femenino. Sin embargo, sus esfuerzos parecen en vano, ya que tanto el presidente Alberto Fernández como el diputado Máximo Kirchner están decididos a buscarle un reemplazante en el máximo órgano del fútbol argentino.

La AFA le quitó al canal TNT Sports los derechos de transmisión del fútbol femenino y se los entregue en forma gratuita a la TV Pública, una decisión que causó mucho ruido por la delicada situación de Tapia en la institución. La medida se anunció ayer a la tarde en un acto en el predio de Ezeiza, donde estuvieron invitados el gobernador bonaerense Axel Kicillof; la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elisabeth Gómez Alcorta; la precandidata a diputada por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz; y el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

"El Chiqui Tapia está muy cuestionado y trata de mandar señales al Gobierno para que le tiren una soga", señaló el periodista Marcelo Bonelli en el programa A Dos Voces, del canal TN, respecto al motivo que tuvo la AFA para cederle los derechos de transmisión al Ejecutivo.

Al igual que Alberto Fernández, Máximo Kirchner no quiere que el Chiqui Tapia continúe al frente de la AFA.

En ese sentido, explicó que la medida "generó mucho malestar entre quienes están calientes con el Chiqui Tapia, porque dicen que para tratar de salvar su ropa está involucrando políticamente a la AFA con uno de los sectores que está en disputa electoral".

"A pesar de este gesto desesperado, Alberto Fernández y Máximo Kirchner no quieren saber nada con el Chiqui Tapia", añadió Bonelli.

Lo cierto es que la suerte de Tapia depende exclusivamente del Gobierno, ya que la Inspección General de Justicia (IGJ) deberá determinar la validez de la última elección en la AFA que se realizó por videoconferencia y determinó la reelección de su actual presidente. Si hay un fallo desfavorable, las principales figuras del oficialismo ya tienen sus candidatos: "Alberto Fernández lo quiere a Cristian Malaspina, presidente de Argentinos Juniors; en tanto que Sergio Massa prefiere a Marcelo Tinelli, Nicolás Russo (presidente de Lanús) o Rodolfo D'Onofrio (titular de River); en cambio, Máximo Kirchner apuesta por Juan Sebastián Verón, extitular de Estudiantes de La Plata", indicó Bonelli.

En vez de calmar las tensiones y garantizar su futuro, el Chiqui Tapia aceleró los planes para su reemplazo en la AFA, según Bonelli: "Este paso le jugó en contra y reactivó las reuniones de operadores del Frente de Todos con sus eventuales reemplazantes".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?