Javier Milei y Ricardo López Murphy ya se disputan un voto particular que se le escapa a María Eugenia Vidal

Javier Milei y Ricardo López Murphy ya se disputan un voto particular que se le escapa a María Eugenia Vidal

Uno de los puntos débiles que muestra María Eugenia Vidal como candidata es el rechazo que genera en la familia militar por no haber vetado la ley de los 30.000 desaparecidos y su coqueteo con Estela de Carlotto durante su gobernación. Ese electorado enojado es buscado por Milei y López Murphy.

Beto Valdez

Beto Valdez

A nivel nacional se considera que la llamada familia militar reúne un padrón de alrededor de un millón y medio de votos afincados en su mayoría en la provincia de Buenos Aires y en CABA. Ese núcleo de votantes está conformado por oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, activos y retirados, sumando además a sus familiares. Esos votos salen a buscar los dos candidatos de centro derecha en la Ciudad de Buenos Aires, Ricardo López Murphy, quien compite dentro de Juntos por el Cambio contra María Eugenia Vidal, y la dupla Javier Milei y Victoria Villaroel. 

López Murphy disputa la interna con Vidal.

Se calcula que en el distrito porteño hay no menos de 400.000 votos de la familia militar que suelen votar muy parecido.  Desde hace años hay cadenas de mails y de WattsApp que marcan un poco hacia donde votar a cargo del activismo de algunas ONG. “Igual pensamos todos muy parecido así que en cada elección solemos ir para el mismo lado, contra el kirchnerismo”, comenta un referente del sector. Pero en esta oportunidad aparece en la Ciudad de Buenos Aires un factor diferente: la presencial de la exgobernadora Vidal al frente de la lista favorita para ganar la competencia interna en JxC, la boleta preferida por el voto militar y policial.

Si la figura de la candidata luce un poco deteriorada y la renuncia de Patricia Bullrich desorienta a buena parte de la base electoral dura en el distrito porteño, este fenómeno se ve mucho más agravado en la familia militar. La relación de Vidal con el sector nunca fue muy buena. Aún le facturan no haber vetado la polémica ley aprobada en la Legislatura bonaerense que establece que, en los actos públicos, se debe hablar oficialmente que la cifra de desaparecidos es de 30.000. Además del número de víctimas, el texto indica que el golpe de Estado debe describirse oficialmente como "dictadura cívico militar”. 

La actitud de la exmandataria fue mal recibida en el sector. También le llueven críticas por su relación muy cercana con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, a través de quien ejerció durante su mandato la Secretaria de Derechos Humanos, Santiago Canton, ex titular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La postura de la actual candidata de CABA siempre la diferencio del estilo del Gobierno nacional de Mauricio Macri.     

Javier Milei se disputa los mismos votos.

Por eso no es casual que López Murphy haya iniciado su campaña electoral marcando distancias con su rival en la PASO de JxC. “Ricardo no salió a especular electoralmente, expresó su convicción respecto a que la cifra de desaparecidos nunca fue 30.000”, dicen en el entorno del exministro de Defensa que supo construir un muy buen vínculo institucional con las Fuerzas Armadas. De todas formas, la cuestión pone incómodos a la mayoría de los integrantes de la lista de Vidal.

Y como si esto fuera poco, la politólogo Sabrina Ajmechet que ocupa el puesto número siete, propuesta por Bullrich, debió salir a bajar los decibeles de una polémica que se generó en las redes sociales por tuits que escribió hace una década poniendo en duda la soberanía argentina de las Islas Malvinas, una cuestión que sensibiliza mucho al sector castrense.

Mientas tanto, desde el frente “La Libertad avanza” Milei apostó fuerte al elegir como número dos en su lista a la abogada Victoria Villarroel, presidenta del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas -Celtyv-, una ONG cuya finalidad es obtener el reconocimiento de los derechos de las víctimas del terrorismo y reconstruir sus historias, así como las de sus familias, asesorarlas legalmente y, lo más importante para ella, rescatarlas del olvido y de la exclusión.

La acompañante de Milei salió duro en Twitter contra Ahjmejet: “Minímamente si pensás ser diputado nacional, debés sostener los reclamos de soberanía de tu país. Más cuando compatriotas tuyos dieron su vida por eso”. También opino irónicamente sobre la frase de López Murphy expresando: “Que bueno que en la campaña se hable de que #NoFueron30Mil, celebro todo lo que cuestione el relato de los 70. Me alegra que se sumen a los que luchamos desde que Néstor era presidente en total soledad. Además es importante porque vivieron los hechos y no se habían manifestado antes”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?