El rejunte partidario que se esconde en las listas del Partido Verde

El rejunte partidario que se esconde en las listas del Partido Verde

Tras la presentación de precandidatos para las próximas elecciones se encuentran nombres de radicales y peronistas unidos en otro frente. Tal es el caso del Partido Verde que juntó oficialismo y oposición entre sus candidatos.

MDZ Política

MDZ Política

Dentro de la presentación de las listas para precandidatos, además de los nombres que figuran para el Congreso de la Nación, hay que conocer quiénes son los elegidos para la Legislatura de la provincia y los Concejos Deliberantes. En el Partido Verde, donde sus principales referentes son el senador Marcelo Romano y el diputado Mario Vadillo, encontramos peronistas, radicales y la hija de uno de ellos. 

En un recorrido por la lista, se encuentra el nombre de Emanuel Fugazzotto, precandidato a diputado por el primer distrito y presidente del Partido Verde. Es hijo de un histórico peronista Juan José Fugazzotto y desde el 2017 intenta hacerse un lugar en las bancas. 

Otra peronista que figura es la actual senadora del Frente de Todos, Andrea Blandini, que quiere renovar su banca pero como referente del Partido Verde, en esta oportunidad.

Además, entre los nombres publicados está Martina Romano, hija de Marcelo Romano. Actualmente es asesora (ad honorem) del legislador provincial y en las elecciones del 2019 colaboró activamente como fiscal en el partido que llevaba a su padre como candidato. 

El Partido Verde, también contiene a históricos radicales. Entre ellos figura Ricardo Mansur, precandidato a concejal por Rivadavia. Mansur fue intendente y diputado nacional e incluso se desempeñó como asesor en el gobierno de Rodolfo Suarez. Cercano a Julio Cobos y el vicegobernador Mario Abed, sorprendió dando el portazo y sumándose a la excursión que encabezan Romano y Vadillo. 

Entre los nombres también aparece Eduardo Sosa, precandidato a diputado por el cuarto distrito. En el gobierno de Alfredo Cornejo fue jefe de gabinete en Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial pero en el 2017 renunció a su cargo esgrimiendo que no tenía poder de decisión y que presentaba amplias diferencias con el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance. Los cortocircuitos se generaron, sobre todo, por la decisión política del gobierno de Cornejo de avanzar con el fracking en Mendoza.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?