Santilli y Manes también dejaron ganadores y perdedores en sus listas

Santilli y Manes también dejaron ganadores y perdedores en sus listas

Los intendentes de los distritos más importante del Conurbano y localidades del interior tuvieron diversa suerte en el cierre de listas de Juntos.Algunos consiguieron mucho menos de lo que suponían y otros, a pesar de no haber tenido todo, sí obtuvieron mucho más para el futuro.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Los intendentes de Juntos por el Cambio lograron la unidad entre los candidatos locales en casi todos los territorios que gobiernan menos en dos, que paradójicamente son los que más trabajaron para la llegada de Diego Santilli como candidato a diputado nacional de Juntos. Tanto en Lanús como en La Plata, Néstor Grindetti y Julio Garro deberán competir con sendas listas de candidatos presentadas por los correligionarios radicales.

Garro fue el que más complicación tuvo en todo momento. Sus amigos del PRO le pedían por varios precandidatos en la ciudad capital bonaerense, pero él no cedió salvo al pedido de María Eugenia Vidal, quien le solicitó poner como candidato a legislador provincial de Fabián Perelchonik. 

Ex jefe de campaña de Daniel Scioli, Perelchonik recayó en la gestión de Vidal y fue su secretario general durante los cuatro años. Hace dos se sumó a los equipos de trabajo de Garro, quien hoy lo hace candidato. Carolina Píparo, quien pretendía ser reelecta, se fue con José Luis Espert. No tanto por no poder volver a presentarse sino por el destrato que dice haber sufrido.

Píparo, al igual que otros, dio un giro inesperado

El intendente de La Plata deberá enfrentar a la unidad radical armada por Leandro Bazze. Hijo del diputado nacional Miguel Bazze, consiguió que todos los boinas blancas platenses terminaran en una única lista que los representará tanto para los cargos de legisladores provinciales como locales. 

Si bien no lo dijo abiertamente, en la ciudad capital bonaerense se especula conque Garro pretende acompañar a Santilli como candidato a vicegobernador en 2023. El resultado de esta elección pasa a ser trascendental para él.

En cuanto a Grindetti, las pretensiones radicales sobrepasaban sus posibilidades. "No está mal que compitamos", dijo "el tano" entre sus íntimos. Hombre de pocas pulgas, no le puso mucha voluntad para acordar con sus socios radicales. Se siente más cómodo con los peronistas. Su jefe de gabinete, Diego Kravetz, fue el armador político más importante que tuvo Santilli antes de ratificar su precandidatura.

De militancia en el peronismo porteño, KravetzSantilli siempre mantuvieron el diálogo directo, inclusive en los tiempos en los que el primero era jefe de bancada del kirchnerismo manejado por Alberto Fernández y el segundo ya importante funcionario de Mauricio Macri. 

 

Kravetz y Santilli siempre mantuvieron el diálogo directo

Grindetti puede anotarse como uno de los "ganadores" del cierre definitivo. Si bien debió ceder la cabeza de lista en la tercera sección electoral para el quilmeño Martiniano Molina, se aseguró que su aliado, Adrián Urreli esté en el tercer lugar de la nómina de legisladores provinciales de la Tercera sección electoral, en la zona sudoeste del Gran Buenos Aires. Además, Urreli mantendrá la  vicepresidencia de la Cámara de Diputados bonaerense. 

Además, Grindetti, cuyo nombre sonó para aparecer como candidato a diputado nacional, será el jefe de campaña del PRO y sus aliados en la Provincia de Buenos Aires. 

Guillermo Montenegro, en Mar del Plata, y Diego Valenzuela, en Tres de Febrero, tendrán lista única de concejales, Luego de mucho ida y vuelta, y momentos de tensiones, fundamentalmente del lado radical, que casi siempre tenía dos o tres referentes en pugna y con fuertes diferencias entre sí, la paz llegó para la lista de candidatos locales. 

El intendente de Tres de Febrero mantuvo a su esposa, Daniela Reich, como candidata a senadora provincial, va por su reelección,con Santilli. Y una funcionaria de sus funcionarias, la radical directora de Género, Ayelén Berton, será candidata a senadora provincial en la lista de Facundo Manes. Nadie en Tres de Febrero se anima a hablar sobre el tema. Si bien los radicales dicen que fue fruto de ellos en la  negociación de la mesa chica de la campaña, los mal pensados creen otra cosa. En el entorno de Valenzuela niegan un acercamiento con el neurocientífico, quien en 2017 estuvo en el teatro más importante de la Ciudad con el jefe comunal como anfitrión. 

En tanto, quien principio pudo haber sentido como traicionado y abandonado por sus pares del grupo Dorrego, terminó definiendo buena parte de las listas que tendrán a Santilli como candidato. Jorge Macri no solo se quedó con varios lugares más de los que habría tenido si mantenía su candidatura y logró una lista de unidad en el tramo local.

Si bien todos sabían que "le iban a pagar bien", terminó recibiendo mucho más que lo que se fueron primero a recibir a Santilli. Cuando termine la elección, si todo sucede tal lo previsto, tendrá como aliados a siete legisladores de manera directa, entre ellos una nueva diputada nacional.

En su sección electoral, la Primera, al noroeste del Conurbano bonaerense, prefirió que Gabino Tapia no se presente para la reelección y en su lugar puso al ex funcionario en el Ministerio de Seguridad, Cristian Gribaudo. De gran relación con Daniel "El Tano" Angelici, podrá ser parte de los nexos construidos con la Unión Cívica Radical para después de las PASO. 

Si bien no lo dijeron y nadie lo confirmará, hasta Molina, en la Tercera Sección, podría creerse que está en ese lugar por un trabajo de convencimiento sobre Grindeti realizada por el intendente de Vicente López., quien además presentó listas locales en varios distritos del conurbano bonaerense donde no se llegó a ningún acuerdo entre las listas PRO. 

En cuanto a los radicales, el que más sufrió todo este proceso de cierre de listas fue Gustavo Posse. Tras perder ajustadamente las internas partidarias de marzo pasado, cortó su acuerdo con Emilio Monzó, que terminó trabajando con Facundo Manes. El intendente de San Isidro también debió bajar a último momento su precandidatura como tercer contendiente por falta de apoyos en la mayoría de los distritos, inclusive en los que él había ganado en aquella oportunidad.

El que más sufrió todo este proceso de cierre de listas fue Gustavo Posse

Mientras negociaba con Santilli, todos los intendentes del PRO pusieron el grito en el cielo e impidieron algún acuerdo con ese espacio y volvió a recibir en su domicilio a Facundo y Gastón Manes para avisar que no competiría como candidato a legislador y solicitar algún acuerdo para sus correligionarios más cercanos. 

Al no tener la respuesta que pretendía, terminó volviendo a dialogar con el PRO y sólo consiguió que algunos correligionarios suyos integren o encabecen una lista de Santilli en sus respectivos distritos y que él mismo pudiera tener la lista de concejales y consejeros escolares en la lista de "el colorado" para competir en San Isidro. 

Poco, para un dirigente de la importancia del intendente de San Isidro, que estuvo a punto de conducir al radicalismo bonaerense y que sólo le faltó un par de puntos para conseguirlo. Pero asegurarse una lista competitiva en su localidad le servirá para volver con fuerza, como siempre lo hace, en las próximas elecciones. Pulcro, no puso a su hija como primer candidata y en su lugar estará Juan Viaggio, y Macarena Posse lo secundará. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?