Diego Santilli recuperó al radical que amagó con irse

Diego Santilli recuperó al radical que amagó con irse

Finalmente, Gustavo Posse, intendente de San Isidro, apoyará sólo en el tramo local de San Isidro la candidatura de Diego Santilli como candidato a diputado nacional. En el resto de la Provincia no tendrá candidatos a legisladores y los referentes locales pujan por ser incluidos en alguna lista.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, cerró un acuerdo con Diego Santilli para calzar su lista de candidatos a concejales con la del PRO a nivel nacional y bonaerense, así competirá contra un ex aliado de Horacio Rodríguez Larreta que, por su parte, encabezará la lista que presentará Facundo Manes.

En horas frenéticas de negociaciones en el ámbito bonaerense, donde se arman y rompen listas con la misma rapidez con la que se toma un sorbo de agua, Posse, que hasta el viernes venía negociando con el radicalismo por la integración de sus dirigentes en diferentes listas de candidatos locales, ahora lo hace con los del PRO. Su hija Macarena será la primera candidata. 

El jueves a la noche, el jefe comunal recibió en su domicilio a los hermanos Facundo y Gastón Manes para informarles que desistía de competir en las PASO y que había una sola lista radical para competir contra el PRO en la Provincia. Habían dejado los detalles de los referentes locales para el cierre de las listas, pero esos acuerdos no avanzaron. 

En su distrito ya dejó establecido que competirá contra la que presentará la UCR. Allí, Ramón Lanús, ex presidente del AABE, Agencia de Administración de Bienes del Estado, durante la pasada gestión nacional, y con una estrecha cercanía a Horacio Rodríguez Larreta, encabezará el tramo local que a nivel nacional lleva a Manes como candidato a diputado nacional.

En el "aire" y sin lugares en la mayoría de las localidades están los dirigentes cercanos a Posse, que pujan por estas horas conciliar sus intereses los de las diferentes listas locales del PRO. En otras, sin embargo, insisten con seguir dentro del marco del radicalismo.

Aún no está clara la situación de varias localidades gobernadas por intendentes de Juntos, que a nivel local trabajaban por una lista única, compuesta por referentes del PRO y el radicalismo, pero a estas horas nada está firme.

Por lo pronto, la decisión del intendente de San Isidro le sirve para no quedar tan mal parado con ninguno de los sectores en pugna a nivel provincial. Con los radicales puede argumentar que no presentó su lista de diputados nacionales para que Manes sea el único candidato radical en la Provincia. Y con Santilli, que conseguirá su respaldo a nivel local, siendo su distrito uno de los que más votos le aporta, históricamente, a las propuestas opositoras al kirchnerismo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?