Licitación cuestionada: dudan de la seguridad de los chalecos antibalas que se comprarán

Licitación cuestionada: dudan de la seguridad de los chalecos antibalas que se comprarán

Se trata de la posibilidad de compra de material de seguridad, el cual no cumpliría con los requerimientos necesarios para garantizar que los agentes policiales no pongan en riesgo su vida. Marcelo Romano realizó una denuncia al respecto y se esperan respuestas.

Diego Gubinelli

Diego Gubinelli

El senador mendocino Marcelo Romano presentó una denuncia ante la Fiscalía de Estado por presuntas irregularidades en la licitación para la compra de chalecos antibalas por parte del Gobierno local. Allí, el legislador pide que se investiguen supuestas anomalías en relación al posible material destinado a las fuerzas policiales. Hay dudas sobre la eficacia de los chalecos y si estos pueden poner en riesgo a los efectivos que los utilizarán durante su trabajo diario. Desde el Ministerio de Seguridad desestiman las denuncias y aseguran que la empresa en cuestión está autorizada. Incluso atribuyen los cuestionamientos de Romano a "otros intereses".

El Estado provincial concursó la compra de 3240 chalecos antibalas  y la marca que quedó ponderada es "Onyx Armor", de la empresa Armoring Systems S.A., al precio de USD $500 la unidad, arrojando un monto total de USD $1.620.000. Dicha empresa está bajo el mando de Gustavo Dorf, quien posee un vínculo estrecho con numerosos funcionarios políticos de renombre.  Además, Dorf  tuvo conexiones con Daniel Muñoz, el ex secretario privado de Néstor Kirchner. Actualmente, el empresario se encuentra procesado en la "causa cuadernos" y, a su vez, posee un embargo de $432 millones, lo cual fue determinado por la Cámara Federal en el marco de la investigación de una asociación ilícita de lavados de activos.

Dudas

El primer cuestionamiento surgió por los vínculos de la empresa. Incluso esa firma ya le vendió dos veces chalecos a Mendoza. Pero ahora ponen en duda la seguridad del material.

Según estipula la Dirección de Logística del Ministerio de Seguridad de Mendoza, los chalecos antibalas aprobados para su uso por parte de personal policial deben cumplir con una serie de requisitos detallados en el Pliego de Condiciones particulares. Entre ellos, se destacan los siguientes: uso externo, nivel de protección RB3 Normas RENAR MA,01-A1, ser nuevos (al igual que la totalidad de los elementos de su confección) y presentar protocolos que demuestren que el trauma que se genere (tras el ingreso de la bala) no supere los 25 mm, con munición calibre 9 mm.

Los requisitos que debe cumplir el material policial a utilizarse.

Este último punto es el que llama la atención, ya que -según indica el documento al que accedió MDZ sobre las pruebas balísticas realizadas en 2017- el ensayo presentado por Armoring Systems es de su propia autoría y no forma parte de la experimentación obligatoria a realizarse en organismos provinciales.

Singularmente, en el informe de la empresa -presentado bajo la forma de una Declaración Jurada y con el fin de demostrar la validez del producto de Dorf-  puede notarse que la profundidad de trauma en los chalecos supera los 25 milímetros permitidos por la normativa provincial.

Incluso, de ocho Ensayos de Límite Balísticos efectuados, tan solo en dos de ellos la profundidad fue menor a 25 mm, en lo que respecta a disparos frontales. En el peor de los casos, de los seis restantes, la profundidad de trauma en un Ensayo Húmedo de Chaleco alcanza 40,9 mm. Pero, también según la denuncia de Romano, ninguna prueba logra cumplir con las condiciones necesarias, tanto en profundidad de trauma frontal como de espalda, por lo que podría ponerse en riesgo la integridad física de los futuros portadores del material. 

En una de las pruebas llevadas a cabo, la profundidad roza los 40 mm de frente y 48 mm de espalda.

Incertidumbre en el financiamiento

Respecto a la forma de pago del material solicitado, la denuncia presentada por Marcelo Romano también pone en cuestionamiento el gasto a realizarse una vez que haya sido ejecutada la compra. Romano pide mayores especificaciones a la Fiscalía de Estado sobre los "gastos arancelarios aduaneros" que implicaría la operación, ya que son "chalecos importados" que vendrían desde Estados Unidos.

Marcelo Romano duda de la licitación para comprar chalecos antibalas. 

Y en relación a lo último expresado, añade: "La Provincia de Mendoza no es importadora y quien debe importar es una empresa privada. ¿Quién paga los gastos aranceles aduaneros? Cada chaleco se ve grabado, además de su costo, por estos gastos de ingreso de mercadería al país".

En sintonía con lo presente en la denuncia, Romano dialogó con MDZ y aportó "Hay una laguna sobre cómo se van a pagar los chalecos. En el sistema costo y flete no han especificado quién tiene que pagar los gastos de la Aduana Argentina. Solicité la información y no me llegó nada. Estoy proponiendo que se clarifique cómo será afrontado el gasto aduanero".

Extraoficialmente desde Seguridad dieron garantías de que la empresa está autorizada y el material es seguro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?