Avanza el plan que impulsa el kirchnerismo para producir Cannabis medicinal

Avanza el plan que impulsa el kirchnerismo para producir Cannabis medicinal

Ayer el Senado aprobó el proyecto de ley que busca darle un marco legal a la producción de cáñamo industrial y cannabis medicinal.  “Vemos una gran oportunidad para todas las regiones de nuestro país de desarrollar una amplia cadena productiva”, afirmó Anabel Fernández Sagasti. 

MDZ Política

MDZ Política

Durante la noche del jueves el Senado aprobó el proyecto que establece el marco legal para regular la producción, industrialización y comercialización de la planta de Cannabis, semillas y productos derivados con uso industrial y medicinal. “Vemos una gran oportunidad para todas las regiones de nuestro país de desarrollar una amplia cadena productiva”, manifestó la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, vicepresidenta del bloque del kirchnerismo

La media sanción se consiguió con amplio acompañamiento de la oposición y cosechó 56 votos afirmativos, 5 negativos y una abstención. "A la planta del cáñamo se le puede dar un aprovechamiento integral, que generaría más de 10.000 puestos de trabajo en tres años, y, según un estudio de la UBA, podríamos estar hablando de un mercado interno de unos 500 millones de dólares anuales en el mediano plazo”, explicó la senadora mendocina.

En concreto, aseguran que la iniciativa apunta a convertir al cannabis en otro commodity de los que exporta la Argentina, tal como ocurre con la soja o la carne. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó que el proyecto de ley sobre la producción de cannabis medicinal, aprobado hoy por el Senado, generará "diez mil puestos de trabajo" y "actividad económica por 500 millones de dólares".

El primer objetivo del proyecto consiste en "establecer un marco legal que autorice las etapas de siembra, cultivo, cosecha, producción, almacenamiento, transporte, comercialización, importación, exportación y posesión de semillas de cannabis, de la planta de cannabis, y de sus derivados, con fines de aplicación medicinal, terapéutica, paliativa o de investigación científica".

El segundo objetivo, según se detalla en la iniciativa, "consiste en legalizar los diferentes eslabones productivos y de comercialización del cáñamo o cáñamo industrial y sus subproductos".

Además, se aclara que "si bien el cáñamo no es un estupefaciente en los términos de la ley penal por no generar efectos psicoactivos, resulta necesario regular y controlar la actividad para evitar que en los cultivares de cáñamo se oculten cultivos ilegales de cannabis psicoactivo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?