Bento buscó protección política: el complejo entramado que revela el teléfono perdido del juez

Bento buscó protección política: el complejo entramado que revela el teléfono perdido del juez

Llamados cruzados, pedidos de favores y demoras sospechosas. Poco a poco comienza a politizarse la causa que sacude a la Justicia Federal y que tiene intranquilos a hombres de peso de los distintos poderes del Estado.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

El juez federal Walter Bento no quiso entregar su teléfono. Se negó a toda costa. Ante esa postura adoptada, el fiscal Dante Vega entendió que el magistrado quería ocultar información sensible para la causa y decidió pedir una copia de la SIM Card que permitió tener acceso a algunas de las conversaciones que mantuvo Bento en los últimos meses a través de plataformas como Telegram. Pese a que se constató que Bento alcanzó a eliminar 180 chats, los investigadores pudieron acceder a comunicaciones reveladoras.

Específicamente, y gracias al cruce de llamados y desgrabaciones, está claro que Walter Bento movió sus influencias políticas con el objetivo de ganar tiempo. El juez federal no se ha tomado licencia y su destino como magistrado depende del Consejo de la Magistratura, que aún sigue sin expedirse. Esto permite que, a pesar de estar imputado como líder de una asociación ilícita que cobraba coimas para beneficiar procesalmente a personas imputadas y privadas de su libertad, siga ejerciendo su cargo en el Juzgado Federal N°1.

En los chats que el fiscal Dante Vega pudo recuperar constan conversaciones con altos funcionarios del Poder Judicial mendocino. Entre otras cosas, le ofrecen ayuda y contactos para hacer frente a las acusaciones que pesan en su contra. Incluso, discuten en torno a la estrategia defensiva de Bento.

Pero al margen de ello, el juez también intentó contactarse directamente con dirigentes de otros estamentos del Estado. En ese sentido, sabe que su destino no solo se juega en la Justicia Penal sino que estará signado por la política. El Consejo de la Magistratura y eventualmente el jury deben definir si suspende, destituye o exonera al juez y es un órgano integrado por políticos.

Por eso, intentó que algunas amistades que le facilitaran el diálogo con importantes actores de la política nacional. Sin embargo, la magnitud de la causa es tal que muchas puertas no se abrieron o se transformaron en respuestas evasivas. Incluso, las pocas reacciones que se dieron no fueron enfáticas.

Por ejemplo, existieron intentos de convencer al fiscal para que postergara las imputaciones hasta después de las elecciones. Sobre todo porque Walter Bento es el juez con competencia electoral en la provincia y su caída en desgracia significa un problema complejo en este contexto particular.

Quizás eso explique el silencio que ha existido sobre este tema por parte de la dirigencia en general. Hasta el momento ha reinado la cautela. La respuesta ha sido siempre la misma tanto por referentes del oficialismo como de la oposición: "que se investigue todo lo que se tenga que investigar y que la Justicia determine lo que tenga que determinar".

Ya sea por amistad, temor, respeto o prudencia, los principales espacios políticos no han salido a expedirse públicamente por el escándalo que se vive en la Justicia Federal.

Secretos en el teléfono 

Lo que es indudable es que las relaciones existen y detrás de escena hay un complejo entramado que procura no salir a la luz. Además de borrar 180 chats el juez federal Walter Bento eliminó 56 contactos telefónicos de su IPhone 12 Pro. Incluso, en el mes de mayo el propio Bento fue dos veces a la empresa Movistar para pedir cambio de teléfono y de tarjeta SIM. Los empleados de Movistar declararon que la primera vez intentaron negarle el pedido porque el teléfono no estaba a su nombre sino del Poder Judicial, pero que el juez insistió y se le terminaron dando lo que pedía. 

Una semana después volvió con el mismo pedido pero esa vez no tuvo éxito porque el sistema no permitió el cambio. ¿El motivo? La Justicia había dictado una medida de prohibición de cambio de SIM porque se detectó "una intrusión" desde un teléfono marca Samsung en la plataforma Telegram. La pregunta que queda sin responder es: ¿qué se estaba intentando ocultar?.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?