Otro intendente combate la "porteñización" de la Provincia de Buenos Aires y sale al cruce de Rodríguez Larreta

Otro intendente combate la "porteñización" de la Provincia de Buenos Aires y sale al cruce de Rodríguez Larreta

El ex presidente Mauricio Macri les pidió a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal que frenen su idea de avanzar con su estrategia única en en AMBA. Ahora, sin blanquearlo, los máximos líderes radicales se sumaron a esta movida. Gustavo Posse tampoco quiere a los porteños en Provincia.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, salió a cuestionar la postulación de porteños en la Provincia. Y, en ese sentido, expresó que "ya no da para más tener candidatos de la Capital Federal" en la Provincia y adelantó que pretende encabezar su propia lista de diputados con un sector radical dentro de Juntos para el CambioPosse se une así a la fila de intendentes que no desean más que las cuestiones políticas bonaerenses se definan con la lógica de la Ciudad de Buenos Aires. Esa tendencia de "porteñizar" la provincia de Buenos Aires la inició el peronismo con Eduardo Duhalde y la postulación de Carlos Ruckauf en 1999, el kirchnerismo en 2007 y el PRO en 2015, cuando la entonces vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, le ganó a Aníbal Fernández y se convirtió en gobernadora.

Esta lógica también se impuso cuando Axel Kicillof le ganó a Vidal en 2019. Ningún precandidato provincial, entre los que se anotaban el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y el matancero Fernando Espinoza, tuvieron que esperar para otra oportunidad.

Ahora, en Juntos por el Cambio, Posse se suma a la postura de su rival regional, Jorge Macri, quien no pudo ser convencido por el grupo Dorrego, compuesto por otros jefes comunales del PRO, para que siga la estrategia electoral de Horacio Rodríguez Larreta y su imposición de Diego Santilli, vicejefe de gobierno, como candidato.

Quien también había advertido que no sería de la partida si hubiera un citadino al frente de las listas bonaerenses fue Joaquín De la Torre, jefe político de Jaime Méndez, intendente de San Miguel y ex funcionario de Vidal.

Definiciones

En declaraciones a Radio Provincia, Posse afirmó que "ya no da para más que las listas de Juntos por el Cambio de la Provincia de Buenos Aires las integren candidatos de la Capital Federal" y consideró que la inclusión de Facundo Manes como posible candidato radical "es un buen aporte". Quizás mañana se reúnan para avanzar en un diálogo más directo.

Manes fue propuesto por la cúpula del radicalismo provincial que le ganó la interna por poco margen en marzo. Maximiliano Abad fue apoyado por el neurocientífico y su hermano, Gastón, que fue primer candidato a convencional provincial. La relación entre ambos con el intendente de San Isidro quedó muy deteriorada. 

Posse también se sumó a las críticas que le formulan muchos dirigentes bonaerenses por la decisión que tomó la ex gobernadora. "Hubiésemos preferido que fuera candidata en la Provincia".

El intendente de San Isidro, quien había acordado con Emilio Monzó un acompañamiento mutuo en sus respectivas internas, ahora se sinceró que encabezará su lista propia en las PASO. La necesita para consolidar su dominio territorial para instalar a su hija, Macarena, como su sucesora política. 

Monzó es otro de los que tampoco cree en la solución porteña para los problemas bonaerenses. Fue uno de los primeros en acordar con Rodríguez Larreta sobre sus pasos políticos, fue considerado también como un nuevo armador del alcalde, pero ahora esa relación se resintió. 

Entonces, si los que conducen la propuesta electoral de Santilli observan con detenimiento la situación, tres de los cuatro territorios que conducen en el Conurbano noroeste no quieren acompañarlo. A eso se suma la decisión de Jesús Cariglino, ex intendente de Malvinas Argentinas, que ya dijo que trabajará con Florencio Randazzo

Si se consolida esta idea, en la región la candidatura propuesta por el jefe de gobierno porteño para ratificar su proyecto presidencial estará muy debilitada. Hay que esperar la definición de Elisa Carrió, con escasísima relevancia en la Provincia, pero con gran poder de daño en la fuerza opositora. 

Carrió insiste con el reclamo de "unidad" pero con ella como garante o un dirigente "que deje a todos los sectores tranquilos". Y como la semana pasada se manifestó en contra del arribo de Santilli como candidato provincial, también le tachó la intención a Manes. "Yo no lo conozco como político. Quiere ser presidente y por eso es ahora candidato. No sé", disparó anoche la ex legisladora. 

A pesar que ambos se habían reunido hace diez días, y que la reunión, según revelaron, había sido "muy buena", parece que la líder de la Coalición Cívica no concibe otra candidatura que la suya propia. Ella también había sido elegida por la Ciudad de Buenos Aires hace cuatro años atrás pero renunció a la banca, en 2020.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?