¿Y ahora? Argentina no firmó el pedido de elecciones libres en Nicaragua

¿Y ahora? Argentina no firmó el pedido de elecciones libres en Nicaragua

Ayer se supo que Alberto Fernández había convocado a consulta al embajador argentino en ese país. Hoy el país se abstuvo de firmar la declaración de la ONU que exige la liberación de opositores detenidos y la realización de comicios electorales.

MDZ Política

MDZ Política

Este martes Argentina se abstuvo de firmar un documento de la ONU que condena la violación de los derechos humanos en Nicaragua y pide la realización de elecciones libres en el país conducido por Daniel Ortega. También exige la liberación de los candidatos que han sido detenidos por el gobierno.

El comunicado no fue firmado por México y Argentina. Justamente ayer ambos países convocaron a sus embajadores en Nicaragua para que vuelvan a sus respectivos países a informar qué está pasando en ese territorio. Con esa medida pretenden dar una señal de preocupación por la situación política pero sin interceder en cuestiones internas ni involucrarse en documentos como el que se firmaron en la OEA y la ONU.

Fueron 59 los países que hoy condenaron los abusos de poder en Nicaragua. “Compartimos las preocupaciones de la Alta Comisionada sobre Nicaragua, incluyendo la persistente impunidad de las violaciones de derechos humanos desde abril de 2018 y los continuos informes de detenciones arbitrarias. El Gobierno debe garantizar la protección de los derechos humanos y hacer rendir cuentas a los responsables. Instamos al Gobierno a cesar el acoso a periodistas y defensores de los derechos humanos y a permitir que las organizaciones de la sociedad civil operen en entornos seguros y propicios, sin temor a represalias”, sostiene el documento.

"Nos preocupa profundamente que las leyes recientemente promulgadas restrinjan indebidamente la participación política, la libertad de expresión, de reunión pacífica y de asociación. La disolución arbitraria de partidos políticos y los procesos penales contra múltiples aspirantes a la presidencia y disidentes son especialmente preocupantes. Pedimos su inmediata liberación”, agrega el comunicado.

“Es probable que estas medidas impidan la celebración de elecciones libres y justas en Nicaragua este noviembre. Instamos a Nicaragua a que se comprometa con la comunidad internacional, a que aproveche la asistencia técnica, a que permita la presencia de observadores electorales internacionales y a que restablezca el diálogo y renueve la confianza en la democracia. Los nicaragüenses merecen unas elecciones libres y justas mediante un proceso transparente y creíble, y una solución pacífica a la crisis sociopolítica del país”, concluyen las 59 naciones firmantes.

La estrategia de México y Argentina es no tomar partido asegurando que si bien están en contra de los abusos corresponde que sean los propios nicaragüenses quienes se encarguen de opinar y resolver la situación.

No es la primera vez que Argentina aplica esta cintura política. Ya lo hizo el año pasado con la situación de Venezuela.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?