Edemsa y Edenor: el camino de Vila y Manzano para licuar deudas millonarias

Edemsa y Edenor: el camino de Vila y Manzano para licuar deudas millonarias

Las distribuidoras eléctricas deben miles de millones al mayorista (que es el Estado). Pero les otorgarán facilidades de pago con condiciones más que beneficiosas. Los vínculos políticos. Edemsa debe más de 11 mil millones de pesos, deuda que será achicada y pagada en 5 años con una tasa rebajada.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Un usuario puede tener una deuda de una boleta de luz y se la cortan. Una empresa puede deber más de 11 mil millones y, en cambio, conseguir beneficios. Es lo que le ocurre con las empresas distribuidoras de electricidad, principalmente Edemsa Edenor, dos de las deudoras crónicas que están en negociaciones para acogerse a un plan de beneficios sin igual. Incluye plan de facilidades, plazo de gracia,  tasa subsidiada y sin penalidades. Es más; con posibilidad de achicar el monto acreditando otros servicios. 

Los beneficios que el Gobierno nacional le otorgó a las distribuidoras a través de un artículo del Presupuesto comienza a ser tangibles, luego de que la Secretaría de Energía reglamentara la aplicación de esa norma que fue incluida a último momento en la ley. Ahora las empresas están en negociación para ajustarse a esas medidas que les permitirá licuar la deuda que tienen con CAMMESA, el mayorista de la electricidad. En el concierto de empresas hay un grupo particularmente beneficiado y son los dueños de EDEMSA, de Mendoza, y EDENOR, del Gran Buenos Aires. Ambas empresas tienen como líderes a Daniel Vila y José Luis Manzano, que tiene vínculos con un sector del oficialismo.

Pero además hubo otro vínculo. Según explicó el periodista Carlos Pagni, el nexo para gestionar el acuerdo por la deuda de EDEMSA lo hicieron dos persona. Uno, un mendocino ilustre en el mundo de los negocios regulados: Roberto Dromi, compañero de gabinete de Manzano durante el gobierno de Carlos Menem. Y por otro lado Aníbal Fernández, quienes habrían hecho el nexo con el secretario de energía  Darío Martínez.

La incorporación de los beneficios a las distribuidoras fue una sorpresa del presupuesto que fue incorporada en la Cámara de Diputados y para muchos ayudó a responder una pregunta respecto al cambio de manos de EDENOR, una empresa endeudada, ineficiente y que no parecía negocio. "Manzano puede conseguir los beneficios que otros no", es la respuesta que daban desde esa industria. Justamente el holding de empresas que maneja el mendocino se caracterizan por eso: los problemas y la relación con el Estado. La clave argumentativa la dio el propio Estado al congelar las tarifas el año pasado. 

Edemsa arrastra deudas crónicas con el mercado mayorista. Es decir, no "pagó" la factura de la luz durante buena parte del año pasado y por eso se acumuló una deuda de 11.249 millones de pesos. Ahora podrá achicarla y, además, licuarla. Primero puede devengar como crédito una parte de la deuda (compensación que debería trasladar a los usuarios). La deuda que le quede podrá saldarla en cómodas cuotas. La reglamentación emitida por la Secretaría de Energía le otorga un período de gracia de seis meses desde que se firme el acuerdo. Luego, el plan de pagos es por 5 años (60 cuotas) y con una tasa casi regalada: la mitad de la de mercado. Dentro de la industria hacen una cuenta: las empresas que dejaron de pagarle a CAMMESA aún teniendo recursos para hacerlo pudieron hacer maniobras financieras con ese dinero para obtener ganancias extra. Ahora, la deuda quedará literalmente licuada gracias a las facilidades. Quien pagó esa diferencia es el Estado, pues Cammesa es una empresa estatal. 

Gracias a la ley de Presupuesto y a la reglamentación, se les puede reconocer como crédito un valor equivalente a 5 facturas. Y pagar en cómodas cuotas el resto de la deuda. "Establécese que para aquellas distribuidoras cuya deuda acumulada al 30 de septiembre de 2020 supere el crédito reconocido en el acuerdo deberán acogerse a un Plan de Pagos bajo los siguientes términos: a. Período de gracia: SEIS (6) meses, a partir de la fecha de suscripción del Acuerdo entre la SECRETARÍA DE ENERGÍA y la distribuidora y su Poder Concedente y/o Ente  Regulador. b. Plazo CINCO (5) años, es decir, hasta SESENTA (60) cuotas mensuales una vez culminado el período de gracia. c. Tasa de Interés: una tasa de 50% de la vigente en el MEM", indica la resolución  371 de Energía, que es complementaria a la resolución 40 de este año.

El caso de EDENOR es similar. La deuda supera los 17 mil millones de pesos y tendrá las mismas condiciones. Esa distribuidora cambió de manos y pasó de ser controlada por Pampa Energía al grupo Vila - Manzano. La operación aún está en transición. Las otras distribuidoras de Mendoza también tienen deudas. Edeste debe 1.403 millones de pesos y la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz 971 millones.

La adecuación de las deudas de las principales distribuidoras se da en medio de la confusión política en el área energética. La resolución 371, por ejemplo, se firmó la misma semana en la que el presidente Alberto Fernández intentó echar al cristinista Federico Basualdo de la Secretaría de Energía, cuestión que no ocurrió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?