La mitad del país se quedará afuera de las rebajas porque no tiene gas

La mitad del país se quedará afuera de las rebajas porque no tiene gas

El 44% de los hogares no cuenta con el servicio de gas natural y por lo tanto no recibirá ningún beneficio. En Mendoza, el déficit de la red es del 33%, y hay cuatro provincias en las que el cien por ciento debe acudir a las garrafas ¿Quién pagará los descuentos?

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

“¡El Congreso está de fiesta! ¡Terminemos con los agoreros que hablan de temas técnicos porque esta es una ley de la política!”, gritó el diputado mendocino José Luis Ramón en la sesión del jueves. Y, por supuesto, revoleó la famosa frazada de Protectora.

Sin embargo, el vistoso despliegue de Ramón no alcanza para despejar unas cuantas dudas que dejó la votación de la Cámara de Diputados en la que fueron ampliadas las zonas frías del país que reciben descuentos en la tarifa del gas natural.

Hasta la sanción de este proyecto, el descuento tarifario beneficiaba a la Patagonia, la Puna y el departamento mendocino de Malargüe. En total, lo recibían 860 mil hogares. No obstante, con la ampliación que votaron los diputados, que sumó a toda Mendoza y tuvo numerosas inclusiones de último momento, la cifra de beneficiarios saltó a nada menos que 4 millones de casas, según señalan legisladores de la oposición.

¿Quién pagará la diferencia? En el debate parlamentario no hubo demasiadas precisiones. En 2002 se creó un fondo fiduciario que establece que las jurisdicciones no incluidas en el descuento del gas aportarán un “sobrecargo” para compensar a las que lo reciben. Ese aporte extra era del 4,46 por ciento en el esquema original y pasará a ser del 5,5 por ciento luego de la ampliación.

“Ese punto más no va alcanzar”, advierte la diputada radical Jimena Latorre, en virtud de las nuevas ciudades abarcadas por el descuento. De acuerdo con el mapa, las zonas beneficiadas superarán a las que no lo estarán.

Los números no están claros, pero el proyecto igualmente tuvo sanción de Diputados. Y le sobraron votos positivos.

Ramón agradeció a Máximo Kirchner su apoyo clave para que se sancionara el proyecto de las tarifas de gas con descuentos. Pero también hubo votos de Juntos por el Cambio, a pesar de las divisiones que generó el proyecto.

Las tarifas son motivo de peleas en el Gobierno, pero también les traen muy malos recuerdos a la coalición opositora. En el gobierno de Mauricio Macri, las facturas aumentaron desmesuradamente y provocaron una crisis interna.

“Esto lo discutimos con Cornejo frente a Aranguren. El entonces ministro tenía un plan que consistía en acompañar crecimiento con reducción de subsidios, pero en 2018 propusimos bajar los aumentos, porque no había crecimiento del país”, recordó el secretario de Servicios Públicos de Mendoza, Natalio Mema.

Voto a favor, pero con críticas

Esta semana, cuando se puso sobre la mesa en Diputados la aplicación de descuentos directos al consumo de gas para Mendoza y otras localidades, en Juntos por el Cambio muchos eligieron no oponerse.

Entre ellos estuvo, por ejemplo, la diputada radical Latorre, quien es de San Rafael.

La legisladora criticó el proyecto, pero señaló que oponerse hubiera significado votar en contra de que San Rafael y General Alvear consigan el mismo beneficio que ya tiene Malargüe desde hace años.

Para Latorre, está justificado por factores climáticos que todos los departamentos del sur mendocino tengan una tarifa diferencial de gas. Pero advierte que los agregados de último momento hicieron que también quedaran abarcadas “zonas templadas y templadas-cálidas” de nuestro país en los descuentos para las “zonas frías”.

Las ampliaciones del proyecto original provocaron también una reducción del beneficio, que bajó del 50 al 30 por ciento, por incluir más ciudades que al principio. Salvo para quienes reúnan las condiciones de la tarifa social, a los que sí les descontarán la mitad del consumo del gas natural.

Los que miran desde afuera

La realidad del país indica además que casi la mitad de los argentinos son ajenos a los debates por la factura del gas natural porque sencillamente no cuentan con este servicio y tienen que acudir a las viejas garrafas u otras variantes.

De acuerdo con datos del Ministerio de Economía de la Nación, el 44% de las casas de todo el país no tiene gas natural.

En cuatro provincias (Formosa, Misiones, Corrientes y Chaco) el tendido de gas en red directamente equivale a cero. Y en cuanto a las provincias grandes, en Córdoba sólo el 51 por ciento tiene gas natural; mientras en Santa Fe, el tendido alcanza apenas al 48 por ciento.

Mendoza tiene una obra de gas en marcha en el sur y está un poco mejor que otras provincias, aunque no deja de mostrar un déficit importante: 33 por ciento de los hogares no cuenta con servicio de gas natural.

Que se vayan a realizar obras para mejorar este panorama es, según la oposición, muy poco probable. De hecho, JxC ha pedido informes por el permiso que dio Enargas para frenar el plan de inversiones a cambio de que las empresas prestadoras del servicio aceptaran el 6 por ciento de aumento tarifario que otorgó el Gobierno. A veces, con agitar la frazada no alcanza.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?