Interna PRO: máxima tensión y reproches entre Larreta y Bullrich

Interna PRO: máxima tensión y reproches entre Larreta y Bullrich

El jefe de gobierno porteño y la presidenta del PRO se disputan el armado de las listas en la Ciudad de Buenos Aires de cara a las próximas elecciones legislativas.

MDZ Política

MDZ Política

La tensión dentro del PRO entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich viene creciendo durante los últimos días y la disputa parece recrudecerse a medida que se acercan las elecciones. La crítica pública de la presidenta del partido a la decisión del jefe de gobierno porteño de implementar un sistema "bimodal" en el secundario generó un fuerte malestar en la cúpula de la Ciudad de Buenos Aires.

Las fricciones entre ambos dirigentes por las diferencias de “estilos” esconden una pelea de fondo: la puja por el liderazgo opositor y la carrera por la sucesión de Alberto Fernández en 2023.

Durante varios días altos funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires manifestaron su bronca puertas adentro por la actitud de Bullrich. Larreta le hizo saber su enojo a la ex ministra de Seguridad. "Hablaron por teléfono. Le cuestionaron haber salido a criticar lo del secundario, pero es una disidencia menor", minimizaron desde el entorno de Bullrich.

Los colaboradores de Larreta repetían que Bullrich no había "entendido" la medida y que había actuado como "un lobo solitario" al salir a criticarla. La titular de Pro incluso se comunicó con la ministra de Educación, Soledad Acuña, quien le explicó los alcances del sistema "bimodal". Luego Bullrich elogió en un tuit a Larreta cuando se conoció el fallo de la Corte a favor de la Ciudad.

En el entorno de Larreta le reprochan a la titular de PRO que busque posicionarse y hacer "política interna" en plena crisis sanitaria. En la Ciudad  de Buenos Aires siguen de cerca sus movimientos, pero sin lanzar una contraofensiva. Sin embargo, el avance de Bullrich en las encuestas preocupa al larretismo.

Envalentonada con esos números, Bullrich desafía el liderazgo de Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. La ex ministra de Seguridad quiere participar en el armado de las listas para las próximas elecciones. Y ante propios y extraños amenaza con forzar una interna si no llegan a un "acuerdo justo". 

Larreta, que pretende pactar con Bullrich para evitar el desgaste de una interna, aún no logra descifrar qué quiere la exministra. "No hay avances. Solo una charla ‘filosófica’ para saber por qué Patricia quiere encabezar la lista, si está haciendo una buena gestión en Pro", indicaron.

La exministra insiste en que no hay que adelantar la discusión por las candidaturas de 2023. No la desvela regresar al Congreso, pero cerca suyo entienden que será difícil que se baje del ring a esta altura. Está claro que quiere construir un proyecto presidencial y, en su fuero íntimo, especula con que un triunfo holgado en la Ciudad de Buenos Aires en las legislativas la catapultaría a la mesa de presidenciables para 2023.

Larreta, que debe garantizar espacio para sus aliados en el distrito, sabe que la negociación será compleja, pero confía en que llegará a un acuerdo. Bullrich pide lugares en las listas y pretende discutir los ejes de la campaña. Los armadores de Larreta trabajan para acercar posiciones y evalúan costos. Con la mira en 2023, creen que la lista debe ser liderada por un moderado, como María Eugenia Vidal o Diego Santilli, para proyectar la idea de amplitud con la que comulga Larreta.

Según consigna La Nación, tampoco le cierran la puerta a que Bullrich encabece la nómina porteña en caso de que Vidal acepte competir en la provincia. Esa opción cada vez pierde más acciones. Alrededor de Bullrich se exaltan cuando escuchan que Vidal regresaría a la Ciudad de Buenos Aires. Lo leen como un intento de bloquear las aspiraciones de la exministra. 

La última interna que atravesó el PRO en su bastión fue la que protagonizaron Larreta y Gabriela Michetti en 2015. Mientras tanto, Macri mira desde sus oficinas en Olivos los chispazos entre Bullrich y el alcalde. En el larretismo creen que el expresidente utiliza a su exministra para mantenerse vigente en 2021, sin jugar electoralmente. 

La pelea con el kirchnerismo por la vuelta de la presencialidad escolar volvió a cristalizar las diferencias entre Bullrich y Larreta. En febrero, mientras el alcalde acordó con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, la reapertura de las escuelas en la Ciudad, la titular de PRO montaba un acto junto a Alfredo Cornejo (UCR) y Maximiliano Ferraro (CC) frente al Palacio Pizzurno, sede de la cartera educativa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?