Calefaccionar y ventilar a la vez, el gran desafío en las aulas

Calefaccionar y ventilar a la vez, el gran desafío en las aulas

La DGE depositó este miércoles un fondo de 7,5 millones de pesos para que los colegios reparen y hagan funcionar las estufas. Pero al mismo tiempo recordó los protocolos vigentes para la prevención de contagios, que implican mantener ventanas y puertas abiertas en forma permanente.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La llegada del frío invernal y los protocolos que permiten calefaccionar, pero exigen a la vez ventilar las aulas, suman desafíos para el cumplimiento de las clases presenciales en Mendoza.

En este contexto, y con algún atraso respecto de la irrupción de las bajas temperaturas, la Dirección General de Escuelas depositó ayer en las cuentas de los colegios una partida de dinero para reparar y hacer funcionar las estufas.

Además, contra algunas versiones y "chicanas políticas", recalcó la DGE que los artefactos de calefacción "sí se pueden prender" en las escuelas.

El "Fondo Calefacción" de la DGE es de 7,5 millones de pesos y va a impactar en las cuentas de los colegios el próximo lunes, más allá de que, según dicen en el Gobierno, los establecimientos sabían que lo iban a recibir y podían anticiparse con los gastos.

"Es importante recordar que es indispensable encender las estufas cuando se encuentren en condiciones", se lee en la comunicación que envió la DGE para avisar del depósito de fondos para calefacción

Pero a la vez, el Gobierno Escolar también recordó ayer las normas que rigen para la correcta ventilación de las aulas. Las disposiciones aparecen en la página 18 del anexo 1 de la resolución 1387 de la DGE, en el cual se actualizó el protocolo frente al coronavirus.

Con o sin estufas encendidas, el protocolo indica que debe haber "ventilación cruzada" para favorecer la circulación de aire y, en circunstancias ideales, "permanente".

"En escenarios de bajas temperaturas, mantener abiertas las ventanas como mínimo cinco centímetros de manera constante", agrega el protocolo.

Frío equivale a mocos y por ello el protocolo dice también que los docentes deberán depositar sus pañuelos desechables en cestos con bolsas, e incluso aislar y guardar en doble bolsa este y otros elementos personales si presenta síntomas.

A pesar de las críticas que recibe por mantener las clases presenciales en medio de las bajas temperaturas, el Gobierno Escolar sigue sosteniendo que apenas una minoría se opone a la medida y que la asistencia de alumnos es alta.

En este sentido, el titular de la DGE, José Thomas, está de gira por los departamentos para relevar el funcionamiento de las escuelas.

En cada parada, también se reúne con el intendente. Ayer Thomas estuvo con el intendente Roberto Righi y visitó escuelas de Lavalle. También tiene previsto ir esta semana a San Rafael y a Malargüe.

El intendente de San Rafael, Emir Félix, es precisamente quien le ha pedido desde el PJ la suspensión de clases presenciales en la secundaria y que se elimine la obligatoriedad de asistir al colegio en la primaria. Por ahora, el Gobierno provincial descarta estas medidas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?