Daniel Scioli comienza a recorrer Buenos Aires en "modo campaña"

Daniel Scioli comienza a recorrer Buenos Aires en "modo campaña"

El actual embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, brindará mañana un zoom en la Universidad Nacional de San Isidro un zoom con múltiples invitados, la mayoría militantes que antiguamente participaban de la DOS, la Daniel Osvaldo Scioli.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires Daniel Scioli será el expositor principal de una charla virtual organizada por la Universidad Nacional de San Isidro. El tema es "las oportunidades de negocios y relación que él observa con Brasil, donde hoy ejercer el rol de embajador argentino". Pero fuera de lo académico, es la reaparición de Scioli en modo campaña. La charla ha sido promocionada por varios dirigentes del peronismo local y regional. Uno de ellos es el dirigente gremial de SADOP, el sindicato que agrupa a los docentes de las escuelas de administración privada en la región, José Luis Cázeres, ex secretario general de la CGT regional de Zona Norte.

Scioli fue elogiado la hace diez días por el presidente Alberto Fernández cuando ambos compartieron un acto en Misiones. Sin embargo, para que alguien pueda hacer algo con proyección en el Frente de Todos, la opinión del primer mandatario no es la más importante. Todos saben la tirantez que tuvo durante toda la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, quien lo privó de una administración ordenada al generarle, todos los meses, demoras en la entrega de las partidas correspondientes a la coparticipación u otros convenios que le facilitaran acuerdos gremiales como con los docentes, con los que mantuvo fortísimos enfrentamientos.

Totalmente diferente es la situación actual. Axel Kicillof es el que más fondos recibió desde que Fernández es presidente y su vice cuida de todos los intereses solicitados por el gobernador. 

Doble intención

El ex candidato a presidente hablará a partir de las 17 horas con la excusa comercial, pero a nadie le escapa la intención. De hecho es una estrategia que ya usó. Cuando fue candidato a presidente, para evitar las operaciones en su contra desde el kirchnerismo siempre tuvo que esquivar ese rol y visitaba pueblos u otras provincias con excusas varias. 

Parece que ahora no será muy diferente. Sin línea interna que lo apoye, más los recelos que muchos le guardan en el Instituto Patria, tampoco es santo en el altar de Sergio Massa o en el del propio Kicillof. El primero nunca lo quiso y su esposa, Malena Galmarini, lo insultó cuando se lo cruzó en un estudio de televisión.

Si bien pasó tiempo y el propio Massa retrocedió varios pasos sobre sus dichos, una cosa es la relación con la vicepresidente y otra con el actual embajador. El perfil Scioli es bien ponderado para la necesidad del Frente de Todos, pero un lugar en la lista vale hoy mucho más que en 2019.

Ahora las diferentes organizaciones que participan del espacio en la Provincia de Buenos Aires quieren tener un tercio, o al menos un cuarto, de los lugares que se distribuirán entre la primera docena de la lista de candidatos. El massismo, La Cámpora, el no construido albertismo y el gobernador pretenderán tener dos o tres lugares ahí. 

Y el propio Scioli hará valer su "esfuerzo" de poner su nombre con algún lugar para un amigo. Todo está en el aire, pero la vuelta del ahora embajador hará reacomodar las tensiones dentro del frente gobernante. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?