Suarez defendió las escuelas abiertas, en un discurso marcado por la pandemia

Suarez defendió las escuelas abiertas, en un discurso marcado por la pandemia

El Gobernador Rodolfo Suarez abrió las sesiones ordinarias de la Legislatura. Su discurso anual estuvo teñido por la pandemia y la tensión con la Nación por las restricciones impuestas. Suarez defendió la presencialidad en las escuelas, cuestionó a la oposición y describió lo hecho en pandemia.

MDZ Política

MDZ Política

El gobernador Rodolfo Suarez abre las sesiones ordinarias de la Legislatura y da su discurso anual en la Asamblea. Aunque en ese acto institucional el mandatario debe dar un balance de lo hecho y trazar lo que viene, la pandemia condiciona todo. Y mucho más lo anunciado ayer por el Gobierno nacional, que decidió poner al Gran Mendoza en área de Alerta. 

El Gobernador puso foco en las diferencias con la Nación y la oposición respecto a la administración de la pandemia. En particular con el tema educativo.  Por eso dijo que es absurdo tener un antagonismo "disparatado entre salud y educación". Y aunque no está claro qué pasará el lunes, aseguró que mantienen la idea de la presencialidad en las escuelas. "La escuela es un sitio seguro y constituye una herramienta de equidad social indispensable, particularmente para los grupos más vulnerables, por eso debe estar abierta todo el tiempo que se pueda, de manera que el esfuerzo por mantener la presencialidad debe ocupar un lugar de prioridad excluyente en el diseño de cualquier estrategia epidemiológica. En consecuencia, hoy reafirmamos el criterio que hemos sostenido desde mediados del año pasado en todas las asambleas del Consejo Federal de Educación: en Mendoza somos defensores de la presencialidad educativa", enfatizó.

La Asamblea se hace de manera mixta. En el recinto solo están los jefes de bloques, el vicegobernador Mario Abed y el mínimo de persona. El Gobernador evitó hablar antes. Por eso ocurrió algo curioso: ingresó en auto a la Peatonal Sarmiento y esquivó el contacto con los periodistas. En general los mandatarios suelen entrar caminando a la zona. 

El Gobernado llegó con gesto adusto. "A nadie escapa el impacto que la pandemia está teniendo sobre nuestras vidas", dijo al inicio Suarez. Y agradeció el "acompañamiento responsable" de la sociedad que, según él, ha tenido resultados "razonables". 

"Frente a la imposibilidad de alcanzar la inmunidad, necesitamos hacer todos los esfuerzos para que Mendoza siga abierta", aseguró. El Gobernador dio señales que quiere mantener la realidad como ahora, y no seguir el camino indicado por la Nación.  Pero para ello, dijo, es necesario mantener la responsabilidad y el cuidado. El mandatario apuntó a mantener las actividades económicas abiertas. "Me resulta indispensable destacar el agradecimiento a los integrantes del sistema de salud de la provincia", remarcó luego el Gobernador, y recordó a las víctimas de la pandemia. 

Diferencias

Pero Suarez no pudo evitar el tema y se salió del guión para explicar los pasos a seguir. Ahora convocará a los intendentes para decidir. "El Gobierno nacional publicó un nuevo Decreto que estamos estudiando, quiero decirles que voy a convocar a los intendentes, porque son los que están en la primera frontera. Un decreto donde hay variables epidemiológicas nuevas, categorías nuevas. Parámetros nuevos. Hay categorías nuevas. En las próximas horas vamos a tomar las decisiones dentro del marco legal y racionalidad, con  toda la prudencia, en pos de buscar ese equilibrio del que tanto hablamos", aseguró el Gobernador. 

En el mismo plano puso en evidencia las diferencias con la Nación y cargó contra quienes cuestionan su estrategia.  "En esta coyuntura centrando en la mitigación de la pandemia, pero no solo lo sanitario sino en sus efectos sociales. La pobreza está el mal endémico que afecta. Considero absurdo caer en esos sofismos vaporosos tan de moda que quizá buscan tomar alguna ventaja demagógica y crean falsos antagonismos como elegir entre salud o economía o incluso más disparatado: optar entre la salud o la educación", dijo con dureza. 

"En Mendoza hemos preferido seguir una estrategia sistemática para buscar equilibrio", aseguró. Suarez dijo que los resultados de Mendoza fueron mejores, incluso, que en otros distritos con más restricciones. "De la experiencia acumulada surge que hemos tenido resultados mejores que otros lugares donde optan por el confinamiento absoluto", aseguró. 

Todo esto se da en el mismo marco de tensión e incertidumbre por los anuncios nacionales y las dudas sobre el alcance de esas medidas en la provincia. 

Un dato importante que aún no se conocía, es que descendió la tasa de mortalidad infantil. "En el contexto sanitario que vivimos, quiero destacar dos datos que son sumamente positivos. Este último año hemos disminuido la mortalidad infantil a 7,5 por mil niños nacidos, la tasa más baja de la historia de Mendoza, como también quiero resaltar el descenso en embarazos adolescentes", dijo el Gobernador.

 

 

 

 

En el tema educativo el Gobernador ahondó en profundidad. Justamente es lo que más tensión y diferencias generan. "Las desigualdades pueden no tener retorno", aseguró al volver a marcar la necesidad de mantener las escuelas abiertas y detalló algunas de las acciones ejecutadas en la pandemia.

La economía

En el mismo plano, volvió a recordar a la pobreza como uno de los problemas más duros. "A la pobreza se la combate con desarrollo, para el desarrollo se necesita crecimiento de la economía y de la construcción de capital humano, que sólo garantiza en el tiempo la buena educación", mencionó el mandatario. Y tiró a la Nación la responsabilidad de crear mejores condiciones., "Por eso, abogamos porque la Nación encare las reformas claves que se necesitan para restaurar la confianza, conseguir equilibrios presupuestarios, recuperar la moneda, crear lazos internacionales efectivos y mejorar las condiciones de equidad y seguridad jurídica", dijo.

Fuera del discurso, Suarez dijo que "esta provincia no se ha endeudado en un solo peso, porque no hemos hecho uso de ese crédito para no endeudar a la provincia". 

En el plano productivo, anunció que continuará el plan Mendoza Activa, enfocada en la innovación. Uno de los anuncios en esa materia fue la creación de un polo energético en Malargüe. En el mismo plano, avanzó sobre uno de los temas que genera incertidumbre: el futuro de Potasio Río Colorado. Suarez dijo que buscarán reconvertir el lugar para producir otras cosas además de sales de potasio, como estaba originalmente planificado. "Además de la producción de sales de potasio  en el predio está proyectada una fábrica de soda Solvay, insumo que junto a la calcita es la materia prima necesaria para producir vidrio", anunció. "Hoy la soda Solvay se trae de Chubut y se importa, ya que Mendoza consume 30 mil toneladas anuales. Potasio Río Colorado cuenta con aeropuerto operativo y tiene capacidad de alojar a 3 mil personas, por lo que también se propone como un polo logístico que trabajará en sinergia con empresas vinculadas al petróleo y beneficiará a pymes mendocinas vinculadas a la industria", dijo.

El otro tema clave es Portezuelo del Viento. Suarez dijo que la licitación sigue en pie y que pidieron, como adelantó MDZ, una mejora de oferta. Reconoció implícitamente que es la única alternativa al haber oferente único. "Portezuelo sigue adelante. Luego del acto de la última apertura de sobres del proceso licitatorio, la oferta económica tiene seis variables, que van desde 884 millones de dólares hasta 1.063 millones de dólares.  Previo al análisis de dichas ofertas, vamos a proceder a pedir mejoras, como es habitual en los procesos licitatorios con oferente único", explicó.

El fuerte cuestionamiento a la oposición

El Gobernador confirmó que Mendoza adherirá a las elecciones nacionales, es decir que no habrá desdoblamiento y se votarán los cargos provinciales el mismo día que la Nación (probablemente en septiembre y noviembre). Y en el plano político, Suarez cuestionó a la oposición por oponerse a las reformas, particularmente a la constitucional. Allí los acusó de "demagogos" y también incluyó a otros actores sociales por hacer silencio en momentos clave. 

Luego de ello, Suarez pidió mayor "carácter" para afrontar los tiempos y evitar las grietas. "Por eso, hoy más que nunca necesitamos que nuestra dirigencia política, social y económica tenga mucho carácter, pero no carácter para alimentar el fuego cruzado de las grietas que convierte en víctima a la inmensa mayoría de los ciudadanos, no el carácter vulgar de destrato al que piensa distinto que le produce tanta decepción al ciudadano con la política, ni tampoco el carácter sectorial que busca llenar al Estado de presiones particularistas en este momento de crisis", apuntó.

"Necesitamos el carácter para establecer consensos sólidos, duraderos, enfocados en el bien común, naturalmente respetando ese gran ordenador que significa el voto", aclaró. "Les pido carácter para que podamos honrar juntos los desafíos que Mendoza tiene por delante. Estoy convencido de que el conjunto de los mendocinos y las circunstancias que atravesamos nos lo reclaman porque, en verdad, lo merecen", culminó el mandatario luego de un discurso de dos horas y 33 páginas escritas

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?