Copa América: una cortadora de césped de $10 millones y otros gastos que hará la provincia

Copa América: una cortadora de césped de $10 millones y otros gastos que hará la provincia

La provincia de Mendoza tiene previsto gastar 85 millones de pesos en la puesta a punto para el certamen continental que se disputará en junio.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

La realización de la Copa América parece contrastar con la situación sanitaria que atraviesa el país. Desde la Conmebol afirman que se jugará y que habrá público en los estadios, algo que parece al menos complicado teniendo en cuenta la cantidad de casos que se han dado y las perspectivas que hay para los próximos meses. Pese a ello, la provincia está poniendo a punto el estadio Malvinas Argentinas y tiene previsto gastar 85 millones de pesos para ello. Entre otros gastos, se destaca el de 10 millones de pesos para comprar una sofisticada cortadora de césped.

"Es una máquina necesaria que desde hace tiempo que teníamos que comprar y aprovechamos esta oportunidad de la Copa América", admitió el subsecretario de Deportes, Federico Chiapetta. Se trata de una "Lomera triple helicoidal hidráulica" y la compra figura "en marco de la Copa América".

Otro gasto que está contemplado y que ronda los 10 millones de pesos es el de la renovación del cartel electrónico del estadio. Para ello el presupuesto oficial es de 10.7 millones de pesos

A eso se suman la adquisición de aires acondicionados y el mejoramiento de los palcos, además de otros servicios especiales. "La Conmebol pedía una inversión de 250 millones de pesos pero les aclaramos que no estábamos en condiciones de hacer ese gasto. El monto de 85 millones de pesos contempla obras que quedarán y que eran necesarias", explicó Chiapetta.

En este sentido, reconoció que se vive un momento especial y que no es lo mismo realizar una inversión de 250 millones en un contexto de normalidad a hacerlo ahora. No solo porque existen otras urgencias que demandan fondos, como la situación sanitaria, sino también porque el impacto que tiene esa inversión es diferente a lo que sería en otro momento.

En concreto, hacía referencia al impacto económico que siempre tuvo la realización de grandes eventos deportivos convocantes como partidos de la selección argentina o de Los Pumas. La provincia siempre apostó a ese tipo de agenda deportiva teniendo en cuenta que generaba turismo y volcaba dinero a la provincia. Pero ahora, con las restricciones de la pandemia, no existe ese incentivo.

En concreto son tres las fechas que tendrían lugar en Mendoza. El domingo 13 de junio se enfrentarían Paraguay y Bolivia, el jueves 17 de junio Chile y Bolivia y el 20 de junio Uruguay y Chile. La apuesta del gobierno provincial era que llegaran turistas chilenos pero eso parece complicado.

A pesar de que la Conmebol insiste con la realización de la Copa América en Argentina y Colombia son muchas las dudas que existen sobre protocolos, conectividad aérea y restricciones que podrían existir en esa fecha. Incluso, hoy parece imposible que haya presencia de público en los estadios como plantea el ente internacional.

"A esta altura del año no podemos saber qué va a pasar con los planteles, los ingresos al país, el manejo de las fronteras. Nadie puede anticipar con 100% de precisión qué va a suceder, pero el plan A de tener público parece imposible", admitió Chiapetta.

Otras obras que se realizarán en el estadio tienen que ver con el sistema de riego, las luminarias de las inmediaciones y otras obras a cargo del Ministerio de Infraestructura.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?