En el centro de la política y la economía, la dignidad humana

En el centro de la política y la economía, la dignidad humana

El delegado local del Ministerio de Trabajo reflexiona sobre el problema del empleo en la provincia.

Gonzalo Navarro

Por Gonzalo Navarro

La situación del empleo en Mendoza nos interpela y analiza nuestro rol como gestores de políticas públicas de protección y promoción del empleo. Sobre una tendencia de aumento de la desocupación en el 2019, en Mendoza la crisis sanitaria agravó los datos. Esto nos reta a promover y garantizar condiciones para que los jóvenes no vean retrasada su inserción al primer empleo y condicionada su terminalidad educativa o formación profesional.

Estudios recientes de la Organización Internacional del Trabajo sobre el impacto de la pandemia en los jóvenes reflejan que se han perjudicado de manera “sistemática, profunda y desproporcionada en relación con los efectos en los empleos, la educación, los derechos y el bienestar mental”[1]. En este sentido, estamos en una etapa de transición de las políticas de emergencia a políticas de generación y protección del empleo. Pensamos la complementariedad de los diferentes componentes de las políticas públicas para que sean eslabones continuos que mejoren las condiciones de empleabilidad. Se trata de poner en el centro de la política y la economía a la dignidad humana.

Según el Informe de la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo de la Nación; todos los sectores de actividad en los conglomerados urbanos de Argentina vienen aumentando sus dotaciones. Tanto la industria como la construcción recuperan el comportamiento expansivo de los últimos meses del año pasado. Mientras, el comercio evidencia su tercer mes consecutivo con valores positivos. El crecimiento del empleo de enero 2021 resulta mayor al observado en los meses de enero de los últimos tres años y de un nivel similar al de enero 2015. Además, la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), correspondiente al cuarto trimestre del año 2020, muestra una recuperación del mercado de trabajo. Entre el segundo y el cuarto trimestre de 2020, 2,8 millones de personas se incorporaron al empleo, lo que permitió reducir sensiblemente la tasa de desempleo (del 13,1 al 11). En este camino de crecimiento y construcción de condiciones de empleabilidad, sabemos que las consecuencias de la crisis económica y sanitaria aún persisten. El trabajo recién comienza.

El Informe del Observatorio Económico Regional Urbano de la Universidad Nacional de Cuyo analiza los datos publicados por el INDEC para Gran Mendoza. Según el mismo, la tasa de desocupación ascendió un punto durante el primer trimestre del 2020 a 9.8. Acorde a esos datos, el desempleo impacta en mayor proporción a las mujeres que a los hombres, como así a los jóvenes menores de 29 años.

A las tradicionales tareas de cuidado que asumen mayoritariamente las mujeres, se sumaron las responsabilidades escolares y la pérdida de sus trabajos, en su mayoría no registrados y/o precarizados. Esta realidad es la que pretendemos abordar acompañándolas en su formación para el trabajo y promoviendo su inserción en el empleo registrado. Contamos con líneas de financiamiento e incentivos que priorizan a mujeres y personas trans para responder a estas circunstancias.

En cuanto a los jóvenes, el retraso en la finalidad educativa, la escasa formación profesional adecuada y la posterior inserción en el mundo del trabajo son la síntesis del análisis global post pandemia sobre su realidad. En Mendoza, la implementación del Programa Jóvenes con más y mejor trabajo brinda herramientas concretas para su inserción laboral e instancias de entrenamiento en empresas locales. Este programa permite tanto a los jóvenes acercarse a la realidad del mundo laboral y acreditar experiencia en el mismo, como a las empresas contar con jóvenes en etapa de formación.

Desde el Ministerio de Trabajo de la Nación en Mendoza queremos asumir tres grandes desafíos que nos exige este contexto. En primer lugar, comprender y adaptar nuestras políticas de inserción laboral de los jóvenes a las economías de plataforma, freelancer y economía del conocimiento. Podemos acompañar su potencial en términos de inclusión laboral y arraigo de los/as jóvenes en sus lugares de origen. Si no logramos adaptarnos puede darse el efecto contrario: aumentar la brecha digital entre quienes tienen acceso a internet, herramientas tecnológicas y espacios de formación específicos y quienes no.

Actualmente, la participación en nuestros programas de formación cuenta con paridad de género. El gran reto es que la inserción laboral acompañe esa tendencia. A la hora de formalizar la relación laboral y acceder a todos los derechos, la brecha de género queda evidenciada: 2 mujeres de cada 8 varones logran el trabajo formal. Éste es un segundo desafío que tenemos en la promoción del empleo tanto para mujeres como para personas trans.

El tercer desafío es abordar la territorialidad desde las gestiones locales. Nuestra presencia debe ser federal, cercana y pertinente. En Mendoza, nuestra tarea es construir puentes entre el Estado Nacional, la provincia y los sectores empresariales. Estos compromisos los asumimos junto a las oficinas de empleo de todos los municipios de Mendoza. El trabajo mancomunado, sin distinción política, nos lleva a territorializar las políticas de promoción y protección del empleo. Para ello, convocamos a los sectores productivos y a las cámaras empresariales de Mendoza a que conozcan nuestros programas de formación, entrenamiento para el trabajo e inserción laboral. Tenemos una gran responsabilidad con los y las jóvenes de nuestra provincia. Si asumimos este compromiso junto a todos los actores involucrados podremos construir un presente con más y mejores oportunidades para ellos y ellas.

Lic. Gonzalo Navarro

Sociólogo - Docente UNCUYO

Responsable Agencia Territorial Mendoza

Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación

 

[1] https://www.ilo.org/global/topics/youth-employment/publications/WCMS_753054/lang--es/index.htm

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?