Suarez no dramatiza, pero es un misterio qué decidirá Alberto

Suarez no dramatiza, pero es un misterio qué decidirá Alberto

El Presidente y los mandatarios de varias provincias, entre ellos Rodolfo Suarez, compartieron una larga reunión virtual. El mendocino habló de seguir manteniendo un equilibrio entre lo sanitario y lo económico. En uno o dos días saldrá el DNU que definirá las medidas a aplicar desde el 1 de mayo.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Un largo diagnóstico sobre el panorama respecto de la pandemia en cada provincia que no dejó ninguna pista sobre las nuevas medidas que dictará el Gobierno nacional para enfrentar la segunda ola.

Así resumieron en Casa de Gobierno la extensa reunión virtual que tuvo el presidente de la Nación, Alberto Fernández; con Rodolfo Suarez y varios gobernadores más. Participaron también Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de CABA; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el de Chubut, Mariano Arcioni; el de Córdoba, Juan Schiaretti; y el de La Pampa, Sergio Ziliotto.

A ellos se sumaron Omar Gutiérrez, gobernador de Neuquén; Arabela Carreras por Río Negro, Alberto Rodríguez Saá por San Luis, Alicia Kirchner por Santa Cruz, Omar Perotti por Santa Fe y Gustavo Melella por Tierra del Fuego.

A diferencia de la última vez, el Presidente ahora sí recogió datos de cada jurisdicción antes de tomar una decisión. Sin embargo, no dejó un solo indicio de lo que va a resolver entre mañana y pasado vía DNU para enfrentar la pandemia desde el 1 de mayo.

"Muchas gracias, me sirve la información", señaló Fernández, después de la amplia consulta. En la reunión virtual también estuvieron su ministra de Salud, Carla Vizzotti; el ministro del Interior, Wado de Pedro y el secretario presidencial Julio Vitobello.

Los participantes por Mendoza observaron un panorama nacional complejo, aunque dijeron que nadie pintó un escenario catastrófico. Eso sí, Kicillof fue más dramático que el resto.

Se habló de un "amesetamiento alto" de los casos, fruto de la movilidad generada por los feriados de Semana Santa. "Pero todos dejaron la sensación de que todavía tienen resto", señaló una fuente oficial.

El gobernador mendocino no desentonó. O sea, a pesar de la altísima ocupación de camas en el sistema sanitario provincial y el promedio superior a los 800 casos por día, tampoco dramatizó la situación mendocina. 

Repitió Suarez que su intención es mantener un equilibrio entre la salud y la economía y solo hizo hincapié en los contagios del departamento de General Alvear, que lo obligaron a autorizar restricciones más fuertes que las que imperan en el resto de la provincia.

Ahora, solamente queda esperar. Mendoza esta semana ya adelantó el alerta sanitario a las 23.30 y resolverá qué hacer después de que conozca el nuevo DNU de Fernández. En la previa, por ahora, no se advierte que haya intenciones de aplicar más medidas en Mendoza.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?