Un funcionario K pidió "un cierre fuerte" que incluya la suspensión del fútbol

Un funcionario K pidió "un cierre fuerte" que incluya la suspensión del fútbol

"Si empezamos con las excepciones, todos van a empezar a decir: no hay clases, pero se juega al fútbol. Si hay algo drástico, tiene que ser drástico para todos", aseguró el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán.

MDZ Política

MDZ Política

“Desde el punto de vista sanitario y epidemiológico, que debe ser el que prime ahora sobre la dimensión política, social y económica, necesitamos una medida drástica de 15 días por lo menos”, aseguró el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, quien solicitó al Gobierno que entre las restricciones se incluya a los partidos profesionales de fútbol.

"Si empezamos con las excepciones, todos van a empezar a decir: no hay clases, pero se juega al fútbol. Si hay algo drástico, tiene que ser drástico para todos", remarcó el funcionario del gabinete de Axel Kicillof en la entrevista que Marcelo Bonelli y Pablo Gravellone le realizaron en Canal 13.

Gollán dio a entender que en las últimas charlas con Kicillof le hizo saber la preocupante situación del sistema de salud en la provincia de Buenos Aires  y éste se las trasladó al presidente Alberto Fernández para que esté al tanto de la realidad a la hora de adoptar nuevas restricciones.

"Si no se toman decisiones firmes y no avanzamos con la vacunación, la imagen de saturación va a ser completa. Esto que está pasando acá, empieza a pasar en muchas ciudades del interior del país. La situación es gravísima, con un punto de saturación muy fuerte. Lo que sucede en el AMBA repercute en todo el país”, describió Gollán.

El decreto de Alberto Fernández que dispuso medidas especialmente enfocadas en el Área Metropolitana de Buenos Aires vence este viernes y más allá de la discusión sobre la presencialidad de las clases, las autoridades sanitarias no están solo preocupadas por las camas (y los recursos humanos necesarios) para atender a pacientes graves, si no que también aparecen dificultades para acceder a insumos indispensables como el oxígeno y los sedantes que se utilizan para intubaciones.

“Tenemos que lograr que no suban los casos; si suben, tenemos que tomar mayores restricciones, sobre todo en la circulación”, dijo hoy el vicejefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, reconociendo que el gobierno porteño analizará la evolución de los contagios y la ocupación de las camas de terapia intensiva para definir las nuevas medidas, pero lo cierto es que la ocupación de las camas de terapia intensiva en los hospitales públicos porteños superó el 80%.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?