Rodríguez Larreta se hizo “halcón” porque obligado pelea hasta el que no quiere

Rodríguez Larreta se hizo “halcón” porque obligado pelea hasta el que no quiere

Horacio Rodríguez Larreta quemó las naves y comprendió que ya no hay margen para el diálogo y la moderación. El kirchnerismo lo arrastra a una guerra sin cuartel con el estilo de la 125 de 2008. Sin saber cómo le va a ir no le quedó otra que disfrazarse de “halcón” y dejar su ADN de moderación.

Beto Valdez

Beto Valdez

Cuando nadie lo esperaba Horacio Rodríguez Larreta decidió jugar más fuerte y quemó las naves. Pese al fallo de la justicia federal en contra del amparo a favor de las clases presenciales, el jefe de gobierno porteño decidió seguir adelante.

En el mundo del PRO coinciden que Rodríguez Larreta entendió que se terminó la cohabitación con el Frente de Todos y empezó una guerra sin cuartel que se va a profundizar hasta las elecciones presidenciales de 2023. El cultor de la moderación y el diálogo asumió que ya no hay margen para ningún armisticio y solo le queda pelear. Claro, también cambio el escenario y la opinión pública, el oficialismo lo está llevando a un conflicto del estilo de la 125 de 2008 donde no hay grises y mucho menos neutrales. No hay lugar para Corea del Centro

“Le quedaba seguir en el mismo lugar y en este contexto bélico, corría el riesgo de transformarse en un (Fernando) De la Rúa”, dicen en su entorno. Además, la presión del ala de los “halcones” con Mauricio Macri y Patricia Bullrich a la cabeza lo dejaba más en evidencia. No podía quedar en offside frente a un electorado tan duro como el porteño y con el furor de los WhatsApp de las mamis marcando la agenda de la política.

“El gobierno nacional ya mostró su ADN, solo quieren el conflicto donde un sector se imponga sobre el otro y lo doblegue”, dicen los “halcones” orgullosos porque al final su diagnóstico de confrontación fue el que se terminó imponiendo dejando sin argumentos a los “palomas” amantes del diálogo. Obligado pelea hasta el que no quiere. Aunque no sepa si le va a ir bien. 

Ahora solo le queda a Rodríguez Larreta esperar el fallo de la Corte Suprema, anoche circulaban rumores sobre un 3 a 2 en su contra gracias a  Elena Highton, Horacio Rossetti y Juan Carlos Maqueda. Pero la dinámica es realmente frenética y de acá a la semana próxima pueden pasar muchas cosas más .

Lo cierto es que la guerra recién comienza, va a ser larga y desgastante. Llegará en pie a 2023 quien tenga más capacidad estratégica y audacia. Rodríguez Larreta quiere ser uno de ellos pero también está Bullrich y María Eugenia Vidal. Y por qué no Macri?         

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?