Los golpes que Cristina le viene dando a Alberto Fernández

Los golpes que Cristina le viene dando a Alberto Fernández

Este último mes no ha sido fácil para Alberto Fernández. Entre la salida de funcionarios de su confianza como lo fue la ministra de Justicia, Marcela Losardo, los números negativos en la economía, en la pandemia,

MDZ Política

MDZ Política

Para el periodista Jonatan Viale, que ayer comentó en su espacio editorial que el mes de marzo ha sido para Alberto Fernández el mes de la rendición, los golpes por parte de Cristina a la figura presidencial de Alberto ya son evidentes. De hecho, tituló su editorial como "Marzo, la rendición". En retrospección, Viale analizó los últimos cambios que hizo el Presidente en su gabinete y los embates que recibió, directa o indirectamente, de su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

"Marzo fue el mes en el que el Presidente se rindió y entregó de manera incondicional", subrayó el periodista para dar comienzo a su columna televisiva. MDZ ya había hecho un adelanto del cansancio que podía notársele al Presidente en este último tiempo y de las tensiones que se venían conociendo entre él y su Vice. Para entrar en detalle, enumeró algunos episodios: 

  • 1 de marzo: Alberto Fernández inaugura las sesiones del Congreso con un discurso fuera del registro que él venía utilizando con su equipo de comunicación. Es decir, ese tono conciliador, antigrieta, tranquilo. Por el contrario, ese discurso fue "una trasformación; "se convirtió en ella, la copió, la imitó, gritó, radicalizó su discurso, parecía rendir un discurso ante su jefa (por Cristina).
  • 8 de marzo: el Presidente entregó a Marcela Losardo, exministra de Justicia, luego de que ella dejara correr rumores sobre el cansancio que le venían produciendo las presiones del sector del kirchnerismo duro. En su lugar, ocupa ahora el cargo Martín Soria, un leal de Cristina.
  • 24 de marzo: la Vicepresidenta realiza un acto por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia en el que desliza varias señales de ocupación del poder presidencial. Respaldada por Kicillof, Máximo Kirchner, Cristina no sólo fue señala por la locutora como "presidenta", sino que además habló sobre el pago de la deuda (declarando un default) como si fuera ella quien toma o no esas decisiones. Además, hubo otra perlita: mientras ella hacía ese acto, Guzmán intentaba renegociar la deuda con el FMI y entrecruzaba reuniones con bonistas e inversores.

Viale destacó indicó, además, que estos movimientos de Cristina no son accidentales, por el contrario, señalan cómo ella se cansó de la inoperatividad del presidente, que por eso decidió tomar el mando de esa manera simbólica. La que manda es ella, pareciera señalarle a la población argentina la vicepresidenta de la Nación.

Entre las conclusiones, destaca el vaciamiento de poder que le han generado estos embates simbólicos a Alberto. En detalle, en poco más de un año de la gestión de Alberto Fernández, ya van tres salidas de ministros: Vivienda, Salud y Justicia. El vacunatorio VIP fue el inicio de una crisis de credibilidad y autoridad de la que todavía Alberto no logra recuperarse. 

Bonafini, incluso, señaló al Presidente y a Guzmán como unos "mentirosos" por el arreglo que están haciendo con el FMI. También otros referentes sociales y periodistas afines al Gobierno nacional, como Roberto Navarro, se suman al señalamiento de que le Presidente viene tomando decisiones escasas y también de manera lenta y poco efectiva.

"El Presidente está débil, al Alberto cualquier le dice lo que quiere cuando quiere, no se lo respeta", apuntó Viale.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?