La metáfora de Carlos Pagni que involucra a Cristina y Alberto
TV

La metáfora de Carlos Pagni que involucra a Cristina y Alberto

En una nueva columna de su programa Odisea Argentina, en el canal LN+, el periodista trazó un paralelismo entre la relación del presidente y su vice con el funcionamiento de un barrilete.

MDZ Política

MDZ Política

En una nueva columna de su programa Odisea Argentina, en el canal LN+, el periodista Carlos Pagni trazó un paralelismo entre la relación del presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Fernández de Kirchner, con el funcionamiento de un barrilete, y cuestionó los argumentos con los que el Jefe de Estado justificó el nombramiento del nuevo ministro de Justicia, Martín Soria.

"Si imagináramos que Alberto Fernández es un barrilete, pareciera que necesita una cola para estabilizarse desde atrás y tomar decisiones. Ese estabilizador se llama Cristina Kirchner", enfatizó.

En ese sentido, Pagni acotó que "da la impresión de que si Cristina Kirchner no le provee una referencia a Alberto Fernández, éste se queda sin cola y empieza a hacer movimientos imprescindibles", y puso como ejemplo la designación de Martín Soria como reemplazo de la saliente Marcela Losardo: "Hubo un problema con la candidatura de Soria, porque el Presidente para argüir que con Soria no le estaba entregando una ficha a Cristina, usó un mal argumento: tanto no es kirchnerista porque su hermana María Emilia votó a favor del desafuero de De Vido cuando era diputada nacional".

"¿Cuál es el problema de este argumento? Que muy probablemente desde el riñón del kirchnerismo impugnen a Soria por conductas de su padre (Carlos Soria), sobre todo por una vieja nota de Horacio Verbitsky que dice que Soria padre estuvo festejando con Erich Priebke, un criminal de guerra nazi que fue autor de la masacre de las Fosas Ardeatinas y vivió muchos años en Bariloche", añadió.

De todas maneras, el conductor advirtió que "en materia de política judicial, Alberto Fernández tiene un enorme problema de muy difícil resolución: quiere dar satisfacción a un clima de época que se expresa en el voto opositor, más específicamente en sectores muy recalcitrantes de Juntos por el Cambio que tienen en el centro de su visión los problemas de calidad institucional, le quiere destinar una política oficial donde pretende ser visto como un reformador".

"Es un Fernández típicamente porteño y peronista de la Facultad de Derecho, que entronca con una tradición de pedir división de poderes y calidad institucional. Sin embargo, esa visión ensoñadora se contradice con una postura muy firme de Cristina Kirchner, quien entiende una visión de la Justicia sostenida en el concepto de lawfare como compromiso con su electorado", detalló.

Asimismo, Pagni consideró que "a Fernández es muy probable que le pase algo injusto: cada vez que quiera tocar un tema judicial aún con la mejor buena fe, desde la oposición le van a decir que quiere buscar la impunidad de Cristina".

"Alberto decidió seguir con la misma estrategia de siempre: elegir a un ministro que parezca de él y no de Cristina, pero que sirva de careta a un aparato de poder controlado por la vicepresidenta y que opera en la Justicia con mucha intensidad", subrayó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?