¿Presidenciable? Patricia Bullrich lanzó su operativo clamor para las elecciones 2023

¿Presidenciable? Patricia Bullrich lanzó su operativo clamor para las elecciones 2023

Esta semana aparecieron pintadas en La Matanza y pasacalles en Rosario buscando instalar a la presidenta del PRO como rival de Horacio Rodríguez Larreta para la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio. Apunta a arrasar como candidata en la Capital y luego pelear para el 23.

MDZ Política

MDZ Política

Las giras presentando su libro “Guerra sin cuartel” -ayer estuvo en Malvinas Argentinas-, la kirchnerización del albertismo, la inseguridad y la reaparición de Hugo Moyano entusiasman a Patricia Bullrich y su entorno. “Nos convocan dirigentes de todo el país porque ella sigue creciendo en las encuestas”, comenta uno de sus operadores. Parece que la presidenta del PRO va por más. Hasta ahora sólo se hablaba de su candidatura a diputada por la Ciudad de Buenos Aires, aunque no niegan que pueda ser el trampolín para su proyecto presidencial en 2023.

Esta semana aparecieron pintadas y pasacalles en esa dirección: instalarla como rival de Horacio Rodríguez Larreta para competir por la Casa Rosada. Un grupo de militantes salieron a pintar en el corazón de La Matanza “Pato Bullrich la queremos de presidenta” y “Pato Bullrich o mafia”. También parecieron pasacalles en Rosario, ciudad sitiada por la inseguridad y la pésima gestión de Marcelo Saín, con el slogan “Patricia Bullrich, Rosario te necesita contra la inseguridad”.

Más allá de la espontaneidad o no del supuesto “operativo clamor” el ascendente protagonismo de la ex ministra de Seguridad preocupa seriamente al entorno de Rodríguez Larreta. En la sede del gobierno porteño analizan alternativas para evitar la postulación de Patricia como primera en la lista de diputados nacionales. Creen que puede ganar con tal contundencia (superar el 50% de los votos) como para ponerse de igual a igual con el mandatario de CABA y aspirante presidencial de Juntos por el Cambio. Por eso algunos especulan con armarle una primaria con María Eugenia Vidal, o Fernán Quirós, el ministro de Salud. Otros hasta llegaron a analizar la hipótesis de una renuncia de Martín Lousteau a su banca de senador para competir contra la presidenta del PRO.

La apuesta es complicada, aunque confían en repetir la movida de Mauricio Macri en 2015 cuando decidió jugar por Rodríguez Larreta contra Gabriela Michetti para la sucesión en la Capital. Confían en el peso del aparato del gobierno porteño y la popularidad de Horacio, pero el riesgo es muy grande porque Bullrich también está fuerte entre los porteños, sobre todo en la base electoral del PRO.

Pero algunos aliados de Rodríguez Larreta, mirando las encuestas, empiezan a invitar a la polémica dirigente a sus distritos. El último fue el ex ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien va a competir por Entre Ríos y quiere sacarse su foto en Paraná. Evidentemente Bullrich se puso de moda, va a estar presente mañana en la movilización contra el gobierno por el vacunagate, pero recién está en las gateras. Falta mucho para recorrer y no alcanza sólo con un libro, pintadas y pasacalles.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?