Enredos, estrategia y miserias entre el Gobierno y la "delegación federal"

Enredos, estrategia y miserias entre el Gobierno y la "delegación federal"

La visita del ministro de Obras, Gabriel Katopodis, generó tensiones y enredos entre el Gobierno provincial y los representantes del gobierno nacional en Mendoza.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Es tan confuso el panorama político y de gestión entre Mendoza y la Nación que vale como parte de un guión de una comedia de enredos. El ministro de Obras, Gabriel Katopodis, y el gobernador Rodolfo Suarez hablaron de paz institucional para ponderar la gestión. Pero luego del choque de puños, ambos traicionaron su palabra: el Gobernador y los intendentes oficialistas que lo acompañaban boicotearon un acto público y denunciaron que era una emboscada política. Katopodis, por su parte, abonó la imagen de la senadora Anabel Fernández Sagasti como "delegada" el Gobierno nacional en Mendoza.

Si hay favoritismo o no respecto a las comunas gobernadas por el Frente de Todos será motivo de análisis cuantitativo, pero lo que es seguro es que la Nación busca que cada peso que pone en la provincia sea capitalizado políticamente por Anabel Fernández Sagasti. Los radicales refunfuñan y buscan cortar ese circuito, al menos desde lo discursivo. 

Pero ni el intento de boicot del Gobierno, ni el empoderamiento de Anabel salieron del todo bien. Por un lado, el vaciamiento que buscó darle Cambia Mendoza a la presencia de Katopodis no resultó o al menos mostró grietas internas, pues el intendente de Luján Sebastián Bragagnolo no hizo caso al pedido interno y estuvo en el acto. Lo mismo hicieron funcionarios de primera línea de las comunas radicales, que firmaron los convenios de obras ante la ausencia de los intendentes. 

Suarez y Katopodis acordaron el inicio de la ruta 40 hacia San Juan, varios años más tarde de lo previsto. Fuera de eso, también hubo una larga lista de obras acordadas con los municipios, relacionadas en su mayoría con el saneamiento. El ministro nacional tuvo una agenda diagramada de manara independiente a lo provincial. "Todos los intendentes fueron invitados, si no fueron es por su propia voluntad. Está claro que no hay favoritismo porque se anunciaron obras para los 18 municipios y estuvieron presentes los intendentes de Luján y San Carlos, que no son del Frente de Todos", relatan desde el peronismo. 

La anfitriona, Fernández Sagasti, supervisó cada firma del acuerdo y acompañó al Ministro a recorrer la ruta que desviará el tránsito pesado en el Corredor Bioceánico. Allí hay un detalle simbólico: la obra fue planeada y comenzó a ejecutarse en los gobiernos de Macri y Cornejo y se llamaba "Variante Palmira". Ahora le toca continuarla a la gestión de Alberto Fernández (es una obra nacional); la recorrida la hizo Katopodis con Anabel y buscan rebautizarla como Variante San Roque. 

La grieta entre los gobiernos de la provincia y la Nación se profundizará a medida que avance el año y que se acerquen las elecciones. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?