El insólito argumento de Matías Kulfas para avalar la presión impositiva en los alimentos

El insólito argumento de Matías Kulfas para avalar la presión impositiva en los alimentos

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación bajó el tono al enfrentamiento entre el Gobierno y las principales empresas de consumo masivo y además descartó cualquier tipo de rebaja impositiva en los alimentos.

MDZ Política

MDZ Política

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, bajó el tono al enfrentamiento entre el Gobierno y las principales empresas de consumo masivo al señalar que las imputaciones por faltantes de productos es “simplemente garantizar el abastecimiento”, y además descartó cualquier tipo de rebaja impositiva en los alimentos.

En declaraciones al programa Solo una vuelta más, del canal de noticias TN, Kulfas explicó que la decisión de imputar a once grandes empresas fue realmente “una acción de fiscalización por parte de la Secretaría de Comercio frente a determinados faltantes detectados”, y que dicha acción se enmarca en un trabajo de su ministerio para “evitar que falten alimentos esenciales en este momento tan complicado que vive la Argentina”.

No queremos prejuzgar ni culpar a nadie, simplemente queremos garantizar que no falten alimentos importantes en las góndolas. No es un mensaje contra las empresas, sino que las normas están para ser cumplidas”, añadió. 

A su vez, Kulfas se refirió a la problemática de la inflación y coincidió con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en que se trata de una cuestión macroeconómica que requiere una “coordinación” entre todos los sectores organizada por el Gobierno: “En Argentina hemos probado decenas de instrumentos, siendo el más reciente una política monetaria súper restrictiva durante el gobierno de Macri que multiplicó la inflación y fracasó”. 

"Por ende, necesitamos un sendero que reduzca el déficit fiscal, muestre consistencia macroeconómica a largo plazo y establezca una coordinación de salarios y precios que evite una carrera entre sindicatos y empresarios, a lo que se agrega una serie de medidas de auxilio como Precios Cuidados”, enfatizó.

Al ser consultado sobre la queja de la industria alimenticia respecto a la presión impositiva, Kulfas defendió este esquema con un argumento tirado de los pelos: “Si uno de los grandes problemas que tenemos en la Argentina es la consistencia macroeconómica, no hay dudas que es necesaria una situación fiscal más ordenada. Por eso, pensar que vamos a reducir el déficit fiscal bajando impuestos es una contradicción”. 

“Lo que tenemos que lograr es que la economía crezca, recaudar más y equilibrar las cuentas. Los programas de austeridad han demostrado que no funcionan en ninguna parte del mundo”, aseguró el ministro. De todas maneras, indicó que en el Gobierno “estamos trabajando a nivel sectorial en lo impositivo, con reducciones en los derechos de exportación y aplicación de reintegros, lo mismo que una devolución de impuestos para sectores de bajos ingresos”.

Por otro lado, Kulfas volvió a negar que organizaciones políticas como La Cámpora, el Movimiento Evita y Barrios de Pie estén controlando los precios por orden del Ejecutivo: “Entiendo que ha tenido un carácter más de difusión, pero de ninguna manera es una acción de Gobierno”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?