Gestiones a contrarreloj para que Alberto presida el PJ nacional

Gestiones a contrarreloj para que Alberto presida el PJ nacional

A las 23.59 se vence el plazo para la presentación de las listas. Intentan convencer a Alberto Rodríguez Saa, el único que amenaza con enfrentar al presidente de la Nación.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

A pocas horas de que se venza el plazo para la presentación de las listas para las elecciones internas en el peronismo nacional, a celebrarse el 21 de marzo, el gobierno realiza, a contrarreloj, gestiones para que Alberto Fernández presida el PJ en reemplazo de José Luis Gioja.

Los diversos sectores que integran el peronismo continuaban hoy, con el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro como mediador, con las negociaciones para acordar y conseguir una lista de unidad para el Consejo del Partido Justicialista, que tenga al presidente de la Nación como máximo dirigente, a partir del mes próximo. 

Con Gioja aislado en San Juan por coronavirus, Wado de Pedro se puso al frente de las conversaciones antes de que se estampen las firmas y se presenten los avales en la sede de la calle Matheu, donde desde temprano esperaba el apoderado Jorge Landau. Justamente hoy a las 23.59 vence el plazo para la presentación de las listas. 

¿A quién hay que convencer? Precisamente al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien pretende desafiar a Alberto Fernández. Hoy, incluso, se habían acercado hasta la sede porteña Alessandra Minnicelli, esposa del ex ministro Julio de Vido, y Gabriel Mariotto, dos de los representantes de la lista del puntano. 

En noviembre, después de que se aplazaran las elecciones partidarias, el Presidente y el gobernador acordaron que una vez que la Junta Electoral aprobara la nómina que postula al puntano, negociarían una lista de unidad, según informa Clarín

Rodríguez Saá, quien se postula con la lista "Azul y Blanca Fuerza Argentina" junto a un grupo de dirigentes que formaron parte del kirchnerismo más ortodoxo en la última década, como De Vido, Mariotto y Minnicelli, intenta acomodar en esa lista de unidad a varios de los suyos. La presencia más controvertida es la de Milagro Sala, candidata a vicepresidenta primera del PJ, a pesar de no estar afiliada, quien además presionó al presidente para su indulto.

A media mañana, Minnicelli y Mariotto se acercaron a la sede con 9 cajas con unos 85 mil avales, según aseguraron fuentes del PJ. Sin embargo, tienen serias dudas sobre la legalidad de dicha presentación.

Por ello, desde la Casa Rosada y La Cámpora confían en su plan original: la confirmación de una sola lista con Fernández como cabeza y todos los sectores del Frente de Todos, incluido el sindicalismo.  

La idea de que Alberto Fernández sea la cabeza partidaria empezó a gestarse a mediados del año pasado y se cristalizó con más evidencia en el acto de la CGT de octubre, por el Día de la Lealtad. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?