Por qué es importante el diálogo entre el campo y Alberto Fernández

Por qué es importante el diálogo entre el campo y Alberto Fernández

Luego del encuentro que la Mesa de Enlace mantuvo con el presidente Alberto Fernández, quedó en evidencia que "el que se enoja, pierde".

MDZ Política

MDZ Política

Durante la jornada de ayer, la Mesa de Enlace se reunió con el presidente Alberto Fernández y discutieron sobre la formación de precios y la posibilidad de subir las retenciones. A la salida del encuentro todos los participantes se mostraron conformes y hablaron de un encuentro "positivo". Sin embargo, algo quedó en evidencia: "El que se enoja, pierde".

Así lo manifiesta el periodista responsable de contenidos de la sección "Rural" de diario Clarín, Héctor Huergo, y lo dijo el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, en Mdz Radio: "La política no partidaria se construye con compromiso de ambas partes". Es que mientras el gobierno apunta contra el campo, este responde con templanza. 

"Los ruralistas parecen entender que el que se enoja, pierde. Y tienen razón", dice Huergo. Preocupado por los embates del gobierno, rememora sobre algunos comentarios de la gestión nacional sobre el campo. la primera fue la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos, que dijo que "tenemos la maldición de exportar alimentos". Le siguió la vice jefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y sui alerta de una posible suba de retenciones. La tercera fue la secretaria de Comercio, Paula Español. 

Ante esto, la temperatura empezó a subir entre las entidades que conforman la Mesa de Enlace. Sin embargo, dice Huergo, el campo actuó con templanza frente a las declaraciones de Alberto Fernández y su gabinete.

Al parecer, ya es bien sabido que en realidad el campo no es formador de precios y que, por ejemplo, el trigo participa en solo el 10% del precio del pan y el resto es parte de los otros eslabones de la cadena: impuestos, transporte, comercialización.

Días atrás el presidente habló de "cuidar la mesa de los argentinos". Pero de acuerdo a ese análisis, en realidad hay disponibles 700 kilos de granos, que significan unos dos kilos diarios por persona. Algo así como ocho veces más de lo que todos los argentinos podrían llegar a consumir, siempre y cuando todos consumiesen su porción.

Por eso, reflexiona, "es el gobierno quien es mezquino". "Lo que el gobierno necesita no es atender la mesa de los argentinos, sino dinero", por eso critica algunos de los palos que este "estado desfalleciente" pone en la rueda como el impuesto a la riqueza.

"Es cierto lo que dijo el presidente respecto a que los exportadores prefieren venderle a los chinos antes que al mercado interno". "Lo que estuvieron haciendo fue exportar subfacturando, para liquidar unos pocos dólares al tipo de cambio oficial. Y vendiendo en moneda dura en el mercado de destino. Esto hizo que se fuera carne que en condiciones normales habría quedado en el mercado interno, incrementando la oferta y quitando presión de los precios", explica Huergo.

La conclusión es que todo indica que este año habrá una excelente cosecha y esto hace sospechar que podría ser fuente de la tan ansiada reactivación económica. Por eso, si bien el "ir por todo" es la opción menos inteligente, parece ser la que tienta al gobierno y al Fondo Monetario Internacional, que ya se ha visto reacio a bajar las retenciones.

Finalmente, ¿por qué no hacerlo? Porque "pan para hoy, hambre para mañana", de modo que la producción agrícola parece ser un aliciente, de modo que lo mejor sería sentarse a conversar y discutir "sobre cómo manejar los excedentes financieros".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?