Dudas y quejas por la demora del retorno a las clases en la UNCuyo

Dudas y quejas por la demora del retorno a las clases en la UNCuyo

Esa casa de estudios dispuso el retorno de las clases presenciales, pero cada unidad académica debe decidir el modo y los tiempos. Quejas de los padres de los colegios e incertidumbre en las carreras.

MDZ Política

MDZ Política

El Gobernador anunció el inicio de clases presenciales, el Ministro de Educación de la Nación lo ratificó. También hay consenso sobre esa necesidad. Pero hay un espacio central para la educación mendocina que tuvo una reacción tibia y generó incertidumbre: la Universidad Nacional de Cuyo mantiene algunas dudas sobre cómo será el ciclo lectivo y el retorno al trabajo en la ciudad universitaria. Tanto, que incluso desde el propio oficialismo hubo malestar por el poco protagonismo que tuvo esa casa de estudios en las estrategias para convivir con la pandemia. 

El Consejo Interuniversitario Nacional y el Consejo Superior de la UNCuyo impulsaron normas generales para volver paulatinamente a las clases y actividades presenciales desde el 17 de febrero. Pero aún hay incertidumbre. Por eso, por ejemplo, los aspirantes siguen cursando de manera virtual y aún no hay vida universitaria en el Parque. La Universidad tiene autonomía y también la tienen las facultades para determinar cuándo y cómo vuelven las clases. Como adelantó MDZ, en Ciencias Políticas decidieron seguir en la modalidad virtual y en Ingeniería habrá un mix. 

"Van a volver las clases", aseguran. Pero aún no hay precisiones. En el caso de los colegios universitarios la duda es mayor porque se trata de adolescentes. Un grupo de padres promueve el retorno a la presencialidad y se organizaron para enviar notas individuales al rector con la idea de presionar para que vuelvan las clases. 

En el oficialismo es un tema incómodo: a nivel nacional la UCR promueve y reclama por la apertura de los centros educativos. Y en paralelo hay bronca por la tibieza con la que la UNCuyo, gestionada por el radicalismo, impulsa el mismo objetivo.

La misma queja interna ya estaba instalada el año pasado porque la principal universidad pública de Mendoza fue la primera en cerrarse y la que menos actividad tuvo. No solo en cuanto al dictado de clases, sino al aporte de soluciones y conocimiento para enfrentar la pandemia. Internamente destacan allí el rol clave que cumplió el Hospital Universitario al sumarse a la red de salud para enfrentar al COVID, aún a pesar de que el área de internación ya fue cerrada. 

Estructura

La UNCuyo es la estructura más grande de Mendoza fuera del Estado provincial. Tiene más de 47 mil alumnos, cerca de 5 mil docentes y casi 1800 personas de personal de apoyo. Es, sobre todo, la usina de conocimiento más importante y el de donde surge la mayoría del recurso humano calificado. 

A nivel recursos es la envidia de más de un dirigente. El presupuesto de este año  es de 8300 millones de pesos. El 92% está destinado a salarios y el 8% restante a mantenimiento, becas e infraestructura. Supera de manera muy holgada los recursos de cualquier municipio. 

El rector Daniel Pizzi determinó el regreso a las actividades presenciales desde el 17 de febrero con la resolución 2100. Pero la decisión final y los métodos están delegados en los decanos de las facultades y las autoridades de cada subestructura de la Universidad. Las primeras actividades presenciales fueron los exámenes de ingreso de la Facultad de Medicina, que se tomaron en el estadio cerrado Aconcagua Arena. 

Desde el Consejo Interuniversitario Nacional, que reúne a los rectores de todas las universidades públicas, también emitieron una disposición amplia para que de manera "paulatina" retorne la actividad. "Las universidades públicas garantizan el dictado de clases para el ciclo lectivo 2021, el que se desarrollará de manera mixta y en la medida que las condiciones de salud de la población lo permitan. Se retomará, gradual y progresivamente, el dictado de clases presenciales", dice la declaración del CIN.

Las actividades en algunas facultades se iniciaron sin cambios y con clases virtuales para los aspirantes. Lo que está claro es que  piensan en una modalidad mixta para todo 2021 y por eso se lanzarán becas de conectividad y para comprar dispositivos. 

Los padres de los alumnos de los colegios secundarios son los más activos en el reclamo para que haya clases. "Como familia, estamos muy preocupados y entendemos que es necesaria la apertura de las escuelas para volver al dictado de clases educativas presenciales suspendidas por el Poder Ejecutivo Nacional el 15 de marzo de 2020", dice la nota modelo que envían al rectorado.  "Le solicito que nos informen si nuestra escuela podrá garantizar a nuestros hijos la máxima presencialidad para el ciclo lectivo 2021", agregan.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?