20 años de la caída de De la Rúa: las reflexiones de alguien que lo vivió desde adentro del Gabinete

20 años de la caída de De la Rúa: las reflexiones de alguien que lo vivió desde adentro del Gabinete

Juan Pablo Baylac, quien fuera vocero presidencial de Fernando De la Rúa dio detalles acerca de cómo se vivió ese momento en el interior de la Casa Rosada.

José Luis Carut

José Luis Carut

El estallido social de los días 19 y 20 de diciembre del 2001 desencadenado por el descontento social a las medidas económicas tomadas el 3 de diciembre con la firma del decreto Nº 1570 por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, terminaron con el gobierno de La Alianza, conducido por Fernando De la Rúa

El comienzo del fin se había desencadenado mucho antes por conflictos internos en la alianza gobernante, la renuncia del vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez (a menos de 2 años de la llegada al poder), la falta de apoyo de los principales líderes de la UCR a un presidente de su partido, el desgaste de una oposición tóxica que se preparaba para tomar el poder. Sumado a la grave crisis económica, la pobreza llegaba al 46 % de la población y 3 de cada 10 trabajadores eran desempleados; las medidas tomadas por el ministro “Todopoderoso” Domingo Cavallo fueron la gota que rebalsó el vaso. 

Argentina se había sumergido en su crisis más profunda de su joven democracia. En ese diciembre negro empiojado por sectores que buscaban la caída de un gobierno democrático. Colapsaron todos los resortes de la sociedad. Se abren heridas en una sociedad que no cicatrizan y están lejos de sanar.

MDZ habló con Juan Pablo Baylac, quien fuera vocero presidencial y uno de los funcionarios que estuvo con Fernando De la Rúa hasta el último minuto de su mandato.

La charla arrancó con la consulta acerca de que si existen similitudes de la crisis actual por la que atraviesa el país con el 2001. El ex vocero presidencial afirmó que a nivel de superficie la situación que estamos viviendo se parece mucho al 2001. Y agregó: “Hay una crisis de financiamiento, debilidad de la moneda, un presidente sin poder envuelto en una crisis en la coalición de gobierno agudizada por la derrota electoral. Que es la misma situación que ocurrió con De la Rúa ese 30 de octubre cuando el peronismo ganó en todos lados. Mirándolo superficialmente la situación es muy parecida”

Juan Pablo Baylac, se sumergió en el análisis, agregó: “A niveles profundos la situación no es parecida porque ocurrieron cosas que no ocurren en este gobierno. En el gobierno de De la Rúa el señor 'Chacho' Álvarez, uno de los líderes de la Alianza, decidió renunciar a la vicepresidencia de la República. Ese fue el primer dato de debilidad del gobierno de carácter institucional muy importante. La renuncia fue con una justificación inédita, como fue darle verosimilitud a un panfleto anónimo en el que decía que habían existido coimas en el senado. Finalmente, la justicia declaró delito inexistente”. Así mismo dijo: “Otra de las cosas por las cuales la situación actual no se parece a la del 2001, es porque no hay un Cavallo en el gobierno... todavía, que de alguna manera promueve en el peronismo un aislamiento del presidente. Como ocurrió con el radicalismo que le saco su apoyo a Fernando De la Rúa”.

El ex vocero presidencial afirmó que otro de los motivos que derivaron en la crisis económica del 2001 fue por el incumplimiento del Fondo Monetario Internacional.  “El FMI no quería cumplir con lo que había prometido después del blindaje y del megacanje que eran 8.000 millones de dólares, que insuflaba una salida a la convertibilidad mucho más ordenada permitiendo de alguna manera resolver el déficit que se había heredado del gobierno de Menem. Las características de la herencia del gobierno de De la Rúa se parecen en cuanto al déficit y en cuanto a la recesión, pero no en la magnitud que eran de 11 mil millones de dólares. Hoy en día las negociaciones son más dinámicas con un gobierno normal. No como ahora que están haciendo de la negociación con el FMI lo mismo que hicieron con los holdouts, concebir como un enemigo al Fondo y tratar de negociar. La verdad es como jugar con el veneno de la cobra, con la cobra en la mano. No es entendible la estrategia. “ 

 Otra de las similitudes que marcó Juan Pablo Baylac, entre el gobierno de De la Rúa con el de Alberto Fernández tiene que ver con los actores que van horadando la figura presidencial, esto decía: “El scrum del empuje hacia el gobierno de De la Rúa estaba afuera del gobierno, acá está adentro. El scrum contra Alberto Fernández lo conforman Cristina y su gente desde el Instituto Patria, empujando todo el tiempo. Como se resuelve eso Dios lo dirá y cuál es el resultado de eso Dios lo dirá”. Agregó: “No existe un Duhalde y no existe un Alfonsín, como existieron durante el gobierno de La Alianza, en marzo del 2001 decidieron ser candidatos a senadores. A mi entender con la especulación, por las dudas, de que se aplique la Ley de Acefalia Que suponía la posibilidad de ser presidente Duhalde porque se había quedado con las ganas y Alfonsín porque no lo quería a Cavallo”.

Por otra parte, el ex vocero de Fernando De la Rúa sostuvo que quienes empujaron el golpe blando contra el gobierno de La Alianza hoy son oficialistas. “La verdad es que en la coalición de la decadencia en la Argentina integrada por sindicalistas como Moyano y tantos otros de aquel tiempo; el peronismo, la U.I.A, C.A.M.E y otras organizaciones empresariales de una u otra manera al grito de OID MORTALES, EL GRITO SAGRADO DEVALUACION. DEVALUACION... DEVALUACION… hicieron lo imposible para que no ocurriera otra cosa más que devaluar. Y la iglesia bendijo ese golpe blando que recibió Fernando De la Rúa, hoy está con el gobierno. Con lo cual digamos los devaluadores, los sindicalistas, el peronismo y la iglesia están con el gobierno. Esas fuerzas que las que empujaron al gobierno de De la Rúa a renunciar en vez de consensuar una salida hoy están del mismo lado de la vereda” 

En la extensa charla con el ex vocero presidencial Juan Pablo Baylac, contó un hecho poco conocido: “Felipe González, se había autoconvocado para juntar con México, el multimillonario Slim, el gobierno de España y el gobierno de Cardozo en Brasil, capitales para poder financiar una salida a la convertibilidad. Obviamente fue imposible, porque el peronismo con sus socios aceleró después de haber ganado la elección del 30 de octubre. Bloqueando toda posibilidad de acuerdos para que el gobierno caiga”.

En cuanto a la posibilidad de que Argentina pueda llegar a revivir una situación similar, Baylac aseguró que esa es una de sus mayores preocupaciones y agregó: “Yo no lo deseo, porque todo el caos que se generó alrededor del 19 y 20 de diciembre del 2.001 fue inducido por dirigentes peronistas, intendentes del conurbano y punteros. Las muertes de esos días no ocurrieron en la Plaza de Mayo. En el imaginario colectivo creen que las 39 víctimas de esas jornadas murieron en la Plaza de Mayo. En realidad, murieron 5 en la Plaza de Mayo y aledaños, 3 en manos de custodios de edificios y negocios y 2 que no se sabe todavía quien los mató. El gobierno no ordenó reprimir, fue la Jueza Servini de Cubría la que estaba a cargo de la plaza

Por la represión del 20 de diciembre, Baylac responsabilizó al comisario encargado de la seguridad en la Plaza de la República. ”Alguna vez la historia va a juzgar la actitud del comisario Giacomino que era el responsable de la Federal en Plaza de Mayo, el día 20 mando a la caballería a reprimir a los militantes que estaban ahí. Lo peor que le puede pasar a una manifestación es que la policía ingrese con caballos. Giacomino terminó siendo jefe de la Policía Federal con Duhalde, debería explicar esa decisión”.

El ex vocero de Fernando De la Rúa, afirmó que fue Duhalde con el corralón de enero del 2002 quien le confiscó los depósitos a los argentinos y agregó: “El gobierno de Fernando De la Rúa sufrió un golpe blando, con factores que tenían intereses en el resultado de ese golpe como fue la pesificación asimétrica, perjudicando a todos los que tenían depósitos. En el imaginario colectivo está que en el corralito de De la Rúa les confiscaron los depósitos, en realidad fue el corralón de Duhalde del 6 de enero del 2002, al pesificar asimétricamente confiscó los depósitos de la gente. Devaluó un 40%, pago un año después los depósitos a $1,40 por dólar. Algunos ahorristas cobraron mucho después, tenían juicios, no aceptaron la propuesta que habían armado Duhalde y Lavagna de pagar a $1,40 por dólar".

Juan Pablo Baylac afirmó: "Sin embargo, en el imaginario colectivo, el pobre De la Rúa se llevó a la tumba esa monserga que no fue el corralito, esto debería ser aclarado porque la convertibilidad siguió en vigencia hasta el 2 de enero del 2002. Fue Duhalde con el corralón, quien le impidió a la gente sacar sus depósitos. Esto no se esclarece porque demostraría que la solución no fue mágica y que el dolor existió, lo que pasa que en la política argentina a los políticos no les gusta hacer conocer los dolores que provocan con sus decisiones".

Finalmente, Juan Pablo Baylac, el ex vocero presidencial del gobierno de la Alianza, responsabilizó a Eduardo Duhalde y al peronismo por la caída del gobierno de De la Rúa. “Sin esto no quiero dejar de responsabilizar acciones que ocurrieron en el gobierno de la Alianza. El golpe de gracia fue la neutralización que le hicieron a De la Rúa, para que el FMI no girará los fondos. A mí me consta que Duhalde y otros peronistas fueron al Fondo a pedir que no giraran el préstamo, porque el gobierno de De La Rúa no iba a seguir, por lo cual tengan cuidado en mandar los dólares", dijo.

En una entrevista radial del 2019, Eduardo Duhalde reconocería que tuvo que ver con la caída de Fernando De la Rúa. El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires dijo: “Puede ser cierto que yo tenga que ver con la caída de Fernando de la Rúa”.

La situación actual es muy parecida a la que derivó, hace 20 años, en la caída de Fernando De la Rúa. Una crisis política e institucional en la coalición gobernante, los niveles económicos en rojo, sin acceso al crédito internacional, los niveles de pobreza, indigencia y desocupación en alza. Hay una sola cosa que diferencia al gobierno de Alberto Fernández con el 2001. El peronismo maneja los destinos del país.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?