¿La frialdad entre Javier Milei y José Luís Espert es el anticipo de una ruptura?

¿La frialdad entre Javier Milei y José Luís Espert es el anticipo de una ruptura?

Si bien tanto Javier Milei como José Luís Espert hacen trascender que aún no han tenido tiempo para sentarse a conversar mano a mano, lo cierto es que la frialdad política de los últimos tiempos genera dudas sobre la creación un interbloque y presagia una crisis más fuerte. Intrigas y recelos.

Beto Valdez

Beto Valdez

¿Tan mal está la relación entre Javier Milei y José Luis Espert? Esta pregunta es la que más se escucha entre la dirigencia y los votantes del espacio libertario que entre provincia de Buenos Aires y CABA superaron el millón de votos. Quienes frecuentan a ambos economistas consideran que el vínculo se enfrió excesivamente pero no está totalmente cortado. “Va a depender de ellos si aceptan reunirse en privado en los próximo días”, coinciden los voceros de los diputados electos.

“No han hablado y Javier está muy ocupado con el armado local y sus viajes al exterior, nuestra intención es que él y Victoria Villarruel hagamos el bloque de La Libertad Avanza y llegado el momento se evaluará la conveniencia de hacer un interbloque”, dicen allegados a Milei. Mientras que en el entorno de Espert sostienen que “siempre se habló de un interbloque y todavía no han tenido tiempo de hablar”. Un silencio misterioso que puede resolverse o terminar en una ruptura que se trata de disimular.

Carlos Maslatón fue uno de los impulsores de Javier Milei.

Otros sectores del liberalismo perciben que se viene una crisis inmanejable por las diferencias que existen entre ellos y sus entornos. “Javier está enojado con José Luís, pero como lo aprecia y lo valora no piensa decir nada hasta que lo conversen cara a cara”, agrega un referente libertario. Algunos dirigentes que han quedado en el medio creen que la mayor fricción pasa por los entornos de cada uno y eso puede complicar cualquier armado común.

Pero evidentemente el enfriamiento de las relaciones comenzó antes del cierre de listas y se consolidó durante la campaña. Pese a que hubo intermediarios que intentaron hasta último momento mostrarlos juntos en un acto o hacer una foto, la respuesta siempre fue negativa. “Algo se rompió entre los dos”, sostiene un dirigente bonaerense. Los armados fueron diferentes y dejaron heridos de ambos lados de la General Paz.

Luis Rosales fue de los primeros en mostrarse con Milei y Espert.

Hay dos figuras que generan tensión entre los dos legisladores electos. El influencer y polémico Carlos Maslatón, quien supo tener un fuerte protagonismo en la campaña de La Libertad Avanza, se lleva pésimo con Espert y suele castigarlo en redes sociales. Lo ha bautizado “Calaca Roja” y no le perdona la relación política que tiene con Horacio Rodríguez Larreta desde las elecciones de 2019 cuando el entonces candidato presidencial decidió respaldar su reelección en CABA.

La buena relación de Espert con el jefe de Gobierno porteño hace ruido en el entorno de Milei, más teniendo en cuenta que fue uno de sus blancos preferidos durante la campaña. En el mundo libertario desconfían de un personaje muy próximo al economista que fuera candidato presidencial, como Luís Rosales, quien lo acompañó como compañero de fórmula en 2019. Tal es la tirria que fue vetado por los liberales porteños para que ocupara un lugar en las listas de La Libertad Avanza. “Es hombre de Daniel Vila y el nexo de Espert con Larreta”, dicen.

La otra cuestión que genera ruido en el espacio liberal bonaerense es la relación tan cercana de Milei con Patricia Bullrich, enfrentada con el mandatario metropolitano. De todas formas, el economista rockero prepara su desembarco en territorio bonaerense y ya hay varios dirigentes que estaban con Espert decididos a alejarse y sumar a ese armado para el 2023. Todo parece indicar que esta crisis de intrigas sólo tendrá solución en una charla mano a mano entre los dos referentes del sector.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?