Un ministro, incómodo en plena campaña en territorio "amigo"

Un ministro, incómodo en plena campaña en territorio "amigo"

El Frente de Todos está trabajando a toda marcha para recuperar los votos que perdió con respecto de 2019 y tratando de conseguir medio millón de electores que no fueron a votar en las PASO. Sin embargo, ni en su propio territorio están tranquilos. Wado de Pedro lo vio en vivo y en directo.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

La situación no viene siendo de las mejores para el oficialismo. Ministros, secretarios de Estado, intendentes y todo tipo de funcionarios vienen alertando que la situación "no está nada fácil. La gente no nos quiere escuchar". 

Apenas terminadas las PASO, un jefe comunal del norte del Gran Buenos Aires le reveló a MDZ que "me está pasando lo que nunca me había pasado. Vos escuchás, cuando caminás, que detrás tuyo ya te gastan porque perdiste. Eso jamás me sucedió".

Wado De Pedro coordinó con sus aliados del Movimiento Evita una recorrida en uno de los operativos compartidos entre áreas dependientes del Ministerio del Interior que él conduce y otros organismos como el ANSES y PAMI, en una barriada de Barrio Libertador, en el asentamiento 8 de marzo, donde, supuestamente, habitan personas que, enojadas, no fueron a votar el pasado 12 de septiembre. 

Wado de Pedro.

A diferencia de lo que se suponía, la recepción no fue la mejor. Fría, la poca gente que circulaba por ahí no lo había reconocido. Un referente opositor que también vive ahí, se percató y, gradualmente, se retiró hasta un lugar que impidiera alguna reacción en una zona caldeada, donde el fin de semana hubo serios incidentes entre militantes del Frente de Todos y una candidata de Juntos

Pero, como nunca antes pasaba, a cierta displicencia social se le sumó el reproche, directo, casi a los gritos. Fue sólo un momento, pero suficiente para determinar la temperatura social. Nadie le dijo nada a quien reclamó. También eso fue muy llamativo. 

Uno de los militantes presentes tomó nota de la situación y recordó que "algo parecido había pasado con Victoria Tolosa Paz días antes de las PASO, cuando los automovilistas empezaban a los bocinazos porque la comitiva tardaba demasiado en cruzar la ruta 4, avenida Juan Manuel de Rosas, en la misma área geográfica en la que hoy estuvo De Pedro. 

"¿Ustedes conocen por acá un convento?". Empezó el relato del más enojado de los presentes que increpó la comitiva directamente. Por respeto, el dicho no se completará en esta nota. "Estamos trabajando casa por casa, cuadra por cuadra, porque muchos de nuestros compañeros están enojados y, por lo menos, tenemos que contenerlos", le dijo a MDZ un referente de una organización social preocupada por el humor social. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?