Elecciones en la Universidad Nacional de Mar del Plata: perdieron Raverta y La Cámpora, ganó Maxi Abad

Elecciones en la Universidad Nacional de Mar del Plata: perdieron Raverta y La Cámpora, ganó Maxi Abad

No se trató de los simples comicios de la comunidad universitaria de Mar del Plata, sino de una elección en la que la comunidad marplatense en su conjunto se metió de lleno, con el objetivo de evitar que la UNMDP quede en manos de La Cámpora.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

En la histórica elección por el rectorado de la UNMDP se pudo ver que la idea de que «la universidad no está inmersa en la sociedad», es errónea. Una pequeña anécdota lo ilustra: un padre llama a su hijo, ex alumno e ingeniero y le pide «andá y votá en graduados por la lista de Lazzeretti y Berardo», para recibir como respuesta: «¿Estamos todos locos? Empleados público eterno y secretario del Partido Socialista. Le falta ser abogado nada más para ser todo lo que odio en la vida». Sin embargo, el ingeniero no sólo fue a votar, sino que lo hizo por la fórmula ganadora.

Este es sólo un ejemplo de lo que ocurrió cuando se instaló que la fórmula integrada por Daniel Antenucci y Mariana Fourtel, candidatos de Fernanda Montoto Raverta y de La Cámpora, podían quedarse con el control de la institución. Antenucci es el actual vicerrector de Lazzeretti, y llegó a ese cargo en la década en que los socialistas marcharon aliados al kirchnerismo, enfrentando al a UCR en la universidad. Fourtel, por otro lado, es poco conocida en la ciudad:  se trata de una ex socia de la consultora Management & Fit; cuyo rostro visible es Mariel Fornoni y su socio esencial es Grillermo Seita. La derrota de esta fórmula, muy fuerte políticamente, es un claro signo de lo que está pasando hoy en la sociedad.

La estrategia de presentar esta lista opositora se pergeñó al calor de la idea de que La Cámpora ganara espacios en Mar del Plata que, históricamente, esquiva al peronismo. Pablo Obeid, el esposo de Fernanda Montot Raverta, advirtió que podían dar un golpe de furca ganando el rectorado. Lo que no evaluaron, fue que radicales y socialistas podían poner de lado su antiguo antagonismo para buscar una alianza que nacía plena de reproches mutuos.

Los resultados proyectan muy fuertemente la figura política de Maxi Abad, referente de la UCR en la ciudad y actual presidente del comité provincial bonaerense de esa fuerza. Quedó perfectamente claro que este es su triunfo, y que la madre de la derrota no es otra que Fernanda Montoto Raverta, referente local de La Cámpora hoy al frente del ANSES.

Los resultados de estas elecciones en algunas de las facultades arrojan datos notables. En Salud, en la carrera de Enfermería, la fórmula de Lazzeretti ganó en el total de las cinco urnas. Parte de ese resultado se explica por la actitud de Viviana Bernabei, la actual secretaria de Salud de la comuna, quien hizo una amplia convocatoria a través de WhatsApp para que la gente se acercara a votar. Otro detalle: al parecer, trataron de hacer trampa mal. En el claustro de graduados de la facultad de Salud desaparecieron del registro 164 exalumnos que estaban habilitados para participar del comicio. No les alcanzó.

En Derecho, el esfuerzo de la militancia fue enorme. Votaron 1900 graduados, asegurando el retorno con gloria de Franja Morada, que obtuvo el 86% de los votos. Los estudiantes de las facultades de Ingeniería, Derecho, Agrarias y Salud fueron los que permitieron dar el batacazo. Otro dato al respecto de la facultad de Salud es que hasta ahora, había sido la niña mimada del kirchnerismo, fuerza que impulsó la apertura y condujo hasta ahora la Escuela Superior de Medicina. Tal como señaló uno de los armadores de este trifunfo: «agarramos el Titanic de Lazzeretti, esquivamos el iceberg, y lo llevamos a puerto».

En un gesto —los radicales aman los gestos—, Alfredo Lazzeretti se acercó a «la casa» de Maxi Abad —léase: la Facultad de Derecho— y con un abrazo le agradeció el esfuerzo militante que le dio el triunfo.

No fue sólo la comunidad universitaria: fue toda la sociedad marplatense que vibró fuertemente por increíbles vasos comunicantes para lograr un triunfo que, a primera vista, parecía imposible.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?