Los excesos de Aníbal Fernández

Los excesos de Aníbal Fernández

No es la primera vez que Aníbal Fernández, ahora ministro de Seguridad, dice barbaridades. Pero ahora con el rol institucional que cumple sus actitudes son más graves. ¿Qué otra cosa que una amenaza fueron las palabras del ministro?

MDZ Política

MDZ Política

No es la primera vez. A lo largo de su extensa actuación políticaAníbal Fernández ha reiterado apariciones con exabruptos, descalificaciones e incluso confrontaciones verbales con un grado de violencia excesivo.

Se pueden recordar sus últimas expresiones referidas a Elisa Carrio (“una señora sucia”). Lo de ayer y en medio de la campaña electoral superó la media y se introdujo en un campo intimidatorio a las hijas de un ciudadano argentino haciendo abuso del poder y conocimiento que consigue por su cargo de ministro de Seguridad.

A un tweet del humorista Nick, donde este hacia una apreciación crítica hacia la política electoral de “regalo de heladeras, bicicletas, platita” entre otras apreciaciones, Fernández apeló a otras de sus habituales “anibaladas “, en este caso de mayor gravedad.

Aprovechándose indebidamente de su cargo, averiguó el colegio donde concurren las hijas del dibujante humorístico e hizo público ese dato. Inclusive con referencias erróneas de que el colegio recibía subsidio estatal, según declarará el director del ORT.

¿Qué sentido, si no amenazar, tenía el de ocuparse de la familia de Nick y hacerlo público? ¿Esa es la respuesta de un ministro a un tweet crítico de un ciudadano argentino?

El periodista Carlos Pagni en su programa de TV Odisea Argentina, refirió que Fernández suele tener episodios de ira. Esta anomalía en su equilibrio emotivo contrasta, de ser así, con la prudencia y racionalidad que debe tener todo funcionario público y más si este es ministro de Seguridad.

Otro desvarío y torpeza de Aníbal Fernández y un tiro en el pie del Gobierno y del Frente de Todos que trata de revertir, como sea, el mal resultado de las PASO. No parece ser este el camino indicado, todo lo contrario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?