Crece la bronca y el Frente de Todos no puede recorrer los barrios del GBA

Crece la bronca y el Frente de Todos no puede recorrer los barrios del GBA

Cada vez se registran más episodios de "rebelión" en los barrios del conurbano contra funcionarios, dirigentes y candidatos del Frente de Todos. La bronca es tal que ya no le tienen miedo a las represalias del poder de los intendentes. Casos en La Matanza, Moreno y Villa Gesell.

Beto Valdez

Beto Valdez

Confirmando lo que describió el analista Jorge Ossona en una entrevista a MDZ, el resultado de las PASO en el conurbano indica la ruptura del “pacto social” de la base de votantes del peronismo con la dirigencia que los quiere representar. Por eso no es casual que se empiecen a registrar episodios de “rebelión” en esos barrios por la bronca acumulada después de la cuarentena. “La gente está caliente y cada vez nos resulta más complicado bajar a los barrios con los candidatos para hacer campaña”, confiesa un intendente del que gobierna entre el segundo y tercer cordón.

Se ha puesto de moda increpar a funcionarios y dirigentes del Frente de Todos. Ese electorado al que consideraban “cautivo”, de repente se animó a protestar y a enfrentar al poder perdiendo el miedo a “las represalias”. Tal es así que al presidente Alberto Fernández le pidieron que no estuviera en la Basílica de Luján cuando llegaran los devotos que peregrinaron desde distintos puntos del AMBA. “Es por su seguridad”, le dijeron los curas.

También el gobernador Axel Kicillof ha tenido que modificar la metodología de su campaña. Muy lejos del popular candidato que recorría los pueblos de la provincia de Buenos Aires con el Clío de su amigo y exjefe de Gabinete, Carlos Bianco, ahora debe tomar toda clase de recaudos para evitar las protestas en su contra como le pasó en varias localidades del interior. Ni hablar de los malos momentos que vienen pasando varios Barones del GBA o sus funcionarios si quieren tener contacto con la gente.

Uno de los casos más emblemáticos fue en La Matanza, luego de que la semana pasada Emiliano Borndarchuk, de 17 años, se animara a acusar de "chorros y vagos" a los políticos municipales, desencantado porque una supuesta jornada de capacitación y proyectos laborales era una fachada de un acto de campaña. “El pibe se paró de manos frente a Fernando Espinoza, un intendente que siempre pensó que era el dueño absoluto del territorio”.

En ese popular municipio como adelantamos el sábado también tuvo sus problemas la vicegobernadora Verónica Magario. Fue reconocida por militantes de Juntos y duramente increpada. “Nosotros no estamos acostumbrados a comernos estos garrones y todo es por culpa de Alberto, Cristina y La Cámpora”, dice con enojo un puntero cercano a otro intendente de la Tercera Sección Electoral.

La bronca llegó también a Moreno donde la intendenta Mariel Fernández fue blanco de las críticas de un jubilado en un acto junto a la gerenta general de la Anses, Fernanda Raverta. Allí se anunció la entrega de las primeras 140 jubilaciones por tareas de cuidado. Al lugar asistieron decenas de concurrentes que fueron alcanzados por este beneficio, en su mayoría mujeres.

Pero un incidente interrumpió el clima de la presentación. "¡Caradura, caradura! Te voté, ¿para qué te voté?", empezó a espetarle uno de los jubilados que se encontraban allí a la intendenta, que se acercó desde arriba del escenario al hombre que la estaba agraviando. Inmediatamente, personas que formaban parte del equipo de la mandataria empezaron a acercarse al hombre para pedirle que se calme. Luego personal de la policía empezó a correrlo del escenario, mientras se escuchaba la voz de la locutora del acto para continuar con el anuncio obviando lo sucedido.  

La tensión y el malestar desembarcaron en Villa Gesell. El intendente K Gustavo Barrera pasó este fin de semana un mal momento en un asentamiento llamado Barrio La Esperanza. Todo sucedió cuando concurrió al barrio informal a comunicarle a los vecinos las gestiones que había realizado ante provincia, para solucionarle el conflicto por el servicio eléctrico que los llevo a realizar un corte de calles.

En ese momento también se encontraba el abogado de la cooperativa eléctrica, Gabriel Luna, a quien el jefe comunal le pidió que les explique a los vecinos 'por qué les había cortado la luz'. “Vos cortás la luz porque estás jugando políticamente con los vecinos”, le recriminó Barrera al abogado de la cooperativa, y agregó “jugás con la necesidad de los vecinos”. Además, el jefe comunal le señaló 'le cortás la luz a los vecinos para que vayan a hacer quilombo a la fiesta'. 'Sin vergüenza', 'cara rota', ' ladrón', 'tránsfuga', son algunas de las cosas que se dijeron Barrera y Luna en el marco de un tenso momento. Evidentemente el horno no está para bollos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?