Enojo y malestar en La Matanza: un grupo de militantes increpó a Magario

Enojo y malestar en La Matanza: un grupo de militantes increpó a Magario

Los resultados de las PASO en el GBA demostraron que la gente más humilde está muy enojada con el poder. La Matanza parece ser la baja de resonancia donde los ciudadanos se animan a enfrentar a los funcionarios. Esta vez le tocó a la vicegobernadora Verónica Magario, exintendente del distrito.

Beto Valdez

Beto Valdez

Cada vez aumenta más la tensión electoral en La Matanza por el enojo de los vecinos contra el poder hegemónico que viene ejerciendo el peronismo desde hace décadas. Esta vez le tocó a la vicegobernadora Verónica Magario que fue duramente increpada en la calle. 

Según se puede observar en las imágenes, la exjefa comunal de la “Quinta Provincia” es reconocida en una plaza del distrito por un grupo de personas, que estaban realizando campaña a favor del candidato de Juntos, Diego Santilli, y comienzan a expresarle su disconformidad sobre la marcha del gobierno y el regalo de electrodomésticos como política clientelar. 

El diálogo empezó amable, pero luego se comenzó a tensar cuando la vicegobernadora los trató de ‘mentirosos‘ tras éstos referirse acerca de los "regalos" como bicicletas y heladeras, que dirigentes del Frente de Todos estuvieron entregando en algunos barrios humildes en plena campaña electoral, acusaciones que molestaron y generaron algún que otro gesto de incomodidad de parte de la funcionaria.

En ese sentido, ésta aseguró que "todo se trató de una mentira", y les pidió que acudan a la justicia. Mientras tanto, uno de los presentes le recriminó "usted no vive en La Matanza, vive en Puerto Madero".

 Por otra parte, se observa a algunos militantes de Magario comenzar a acercarse a la escena en demostración de apoyo, cuando aumentaba el nivel de reproche de esas personas, las que atribuían, los  problemas de la actual coyuntura política, económica y social, a la políticas del gobierno que ella representa. Finalmente los ánimos se calmaron y no pasó a mayores.

 De todas formas queda en evidencia que la gente del Gran Buenos Aires se hartó y ahora se animan a encarar y criticar a poderosos intendentes o funcionarios.

La situación volvió a agitar la campaña en La Matanza, luego de que la semana pasada Emiliano Borndarchuk, de 17, acusara de "chorros y vagos" a los políticos municipales, desencantado porque una supuesta jornada de capacitación y proyectos laborales era una fachada de un acto electoral del oficialismo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?