Cuál es el principal problema del Gobierno con la vacunación en la Argentina

Cuál es el principal problema del Gobierno con la vacunación en la Argentina

Pese al optimismo del presidente Alberto Fernández, la campaña de vacunación en la Argentina presenta un delicado problema: la cadena de suministro, lo que provoca una seria escasez de la única vacuna disponible en el país, la rusa Sputnik V.

MDZ Política

MDZ Política

Pese al optimismo del presidente Alberto Fernández y sus ministros, la campaña de vacunación en la Argentina presenta un delicado problema: la cadena de suministro, lo que provoca una seria escasez de la única vacuna disponible en el país, la rusa Sputnik V, según advirtió el exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

Luego de la autorización de la Anmat para vacunar a las personas mayores de 60 años, tanto Fernández como su ministro de Salud, Ginés González García, se aplicaron la primera dosis del fármaco provisto por Rusia, lo que se interpretó como un mensaje político que busca reconstruir la confianza sobre un aspecto cuyos puntos oscuros levantan muchas dudas entre la población argentina.

Para Rubinstein, la vacunación del Presidente “no tiene correlato con la cantidad de vacunados, porque hoy el principal cuello de botella de la campaña de vacunación está en la cadena de suministro de vacunas. No tenemos vacunas”. 

“Como hecho simbólico, me parece que ayuda a despejar un poco la desconfianza pública fomentada con el secretismo, opacidad y falta de transparencia que rodea a la Sputnik V”, añadió el exfuncionario en declaraciones al canal LN+.

En ese sentido, Rubinstein consideró que si bien “no hay razones para pensar que la vacuna no sea tan segura y eficaz como el resto, los datos no están y a esta altura francamente deberíamos tenerlos o al menos la Anmat debiera divulgarlos y hacerlos públicos”.

Por otra parte, el exfuncionario de Mauricio Macri hizo un análisis sobre las prioridades que debería tener la campaña de vacunación: “Dentro de los mayores de 60 años, empezaría por los mayores de 80, luego los ancianos institucionalizados, los mayores de 70 e iría bajando en la edad, porque son los que más se complican de salud y mueren”. 

“El objetivo primario de la campaña de vacunación, hasta que lleguemos a la inmunidad de rebaño prevista supuestamente hacia fin de año, es disminuir la mortalidad y las complicaciones, y lo vamos a lograr inmunizando a la población más vulnerable”, señaló.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?